Economia

Obliga pandemia al 60% de empresas a adoptar nuevo esquema de trabajo

Departamentos de Recursos Humanos han tenido un papel crítico en la actual crisis sanitaria y económica.

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

martes, 03 noviembre 2020 | 16:59

La pandemia obligó a las organizaciones a adoptar nuevos esquemas de trabajo para mantener la continuidad operativa, ya que un 60% de los encuestados por KPMG México, implementó un modelo híbrido (in situ y a distancia); 22% recurrió a un esquema temporal de trabajo a distancia y 18% ya ha implementado el trabajo a distancia de forma permanente.

Olivia Segura, directora de Asesoría en Capital Humano y Gestión del Talento de KPMG en México y Oliver Román, socio de Seguridad Laboral y Social informaron lo anterior y enfatizaron que son la mayoría las organizaciones planean o evalúan mantener el trabajo a distancia a largo plazo son la mayoría.

Detallaron que un 39% sí planea implementarlo; 49%, parcialmente, mientras que 12% de los encuestados no lo considera opción.

Segura y Román también indicaron que los departamentos de Recursos Humanos (RR. HH) han tenido un papel crítico en la actual crisis sanitaria y económica.

Refirieron que un 80% de los CEOs coinciden en que durante estos meses la función de ese departamento ha desempeñado un papel de liderazgo en la respuesta al COVID-19, de acuerdo con el estudio The Future of HR in the New Reality, realizado por KPMG International

Habilitar estas nuevas formas de trabajo requiere del uso de tecnología y, consecuentemente, de competencias distintas.

Por ello, las organizaciones confirman que, dado que en los próximos 12 a 24 meses continuarán trabajando a distancia, sus principales áreas de inversión serán en tecnología de RR.HH. con nuevas plataformas de aprendizaje y desarrollo (o su actualización), así como tecnología para el trabajo virtual a fin de apoyar las labores e interacción a distancia (herramientas de colaboración).

Nuestros encuestados confirman que se requerirá el reskilling (desarrollar nuevas competencias) en 3 de cada 10 colaboradores. Por su parte 77 % de los encuestados planea desarrollar en hasta 30% las capacidades digitales durante los próximos dos o tres años. Quienes más se enfocan en dichas habilidades marcan tendencia y se mantiene vigentes al contar con talento cuyas competencias resultan críticas para el presente y el futuro.

Con el fin de conocer la disposición del personal para adoptar un esquema de trabajo a distancia, 52% de los encuestados ha realizado sondeos con su fuerza laboral. De estos, 66% señala que al menos 51% de su fuerza laboral está dispuesta a adoptar un esquema de trabajo a distancia.

Los principales retos que vislumbran al adoptar un esquema de trabajo a distancia son la confianza en la capacidad de autogestión y el cambio cultural que representa esta nueva forma de laborar e interactuar.

Agregaron que el mayor riesgo que se detecta, con 70% de las menciones, son las horas y cargas excesivas de trabajo.

Conocer y entender la “experiencia” que recorre un colaborador a distancia se torna crítico para atender los “puntos de dolor” y cómo va a mantener el compromiso, así como los niveles de desempeño y el sentido de pertenencia a la organización. Contar con estos elementos es, sin duda, indispensable para salir adelante de la crisis.

Los principales retos a raíz de la pandemia para RR.HH. consisten en reinventar y transformar el modelo de entrega de servicios para estar en posibilidad de responder de manera eficaz a futuras disrupciones.

Finalmente expusieron que al menos de la mitad de los encuestados (48%) está seguro de que su organización puede atraer, retener y desarrollar al talento que necesita para cumplir con sus objetivos de crecimiento en esta época, y solo 42% se considera competente en el uso de nuevas tecnologías de análisis de datos para seleccionar y contratar a su futura fuerza laboral.