Economia

Obligó pandemia a combatir rezago tecnológico

Mexicanos se vieron en la necesidad de adquirir computadoras

Internet / Intel tenía proyectado vender 3.8 millones de computadoras en 2020, pero por la crisis sanitaria vendió 4.5 millones

Ailyn Ríos Martínez
Agencia Reforma

viernes, 26 marzo 2021 | 05:00

Ciudad de México– El teletrabajo y la educación a distancia no sólo colocaron a las computadoras y notebooks como los dispositivos estrella de la pandemia, también aliviaron el rezago tecnológico que tenían los usuarios, según Intel México.

La necesidad de estar conectado orilló a la gente a adquirir o renovar sus equipos de cómputo.

“Un fenómeno muy de México fue que la base instalada de computadoras era tan antigua que de pronto la gente salió a desempolvar su computadora y se dio cuenta que no le funcionan las videollamadas, que no podía hacer multitareas. Tanto consumidores como empresas tuvieron que ir masivamente a comprar computadoras”, comentó Santiago Cardona, director general de Intel México, en entrevista.

Antes de la pandemia, Intel tenía proyectado vender 3.8 millones de computadoras en 2020, pero por la crisis sanitaria vendió 4.5 millones.

Este año, la empresa estima llegar a 5 millones de ordenadores.

La “Encuesta para la Medición del Impacto de Covid-19 en la Educación” (Ecovid-Ed) apunta que 70.2 por ciento de los alumnos de primaria usan un teléfono inteligente para sus actividades escolares.

“Imagínate a un niño en una pantalla de cinco pulgadas aprendiendo, eso no es experiencia de aprendizaje. México es uno de los países que tienen menor penetración de computadoras en América Latina.

La adopción de computadoras en México es algo que está cambiando y así debe ser para que más personas se conecten, puedan acceder a la educación, que puedan acceder a oportunidades laborales”, agregó el director.

Para las empresas se presentó un reto adicional: además de asegurarse que sus colaboradores tuvieran equipo para trabajar a distancia, tenían que garantizar la conectividad, seguridad y continuidad de las operaciones.

Eso exigió en una siguiente etapa que las empresas reforzarán su infraestructura de servidores en sitio y también adoptaran servicios en la nube, aseguró Cardona.

Para los próximos meses, Intel planea una inversión inicial de 20 mil millones de dólares para la construcción de dos nuevas fábricas en Arizona, Estados Unidos; la manufactura en 7 nanómetros para el segundo trimestre del año y el aprovechamiento de maquila de terceros.

Además, tendrá una estrategia renovada de fabricación de chips a terceros.

El mercado mexicano es uno de los 12 mercados para Intel a nivel mundial.