Ocultó información minera Consolidated Zinc LTD para elevar valor de acciones

Minera australiana trabaja en proyecto de Plomosa

Manuel Quezada/El Diario
martes, 05 febrero 2019 | 17:53

El consorcio minero australiano Consolidated Zinc LTD (CZL), que el año pasado anunció la reactivación del proyecto minero de Plomosas en Aldama, Chihuahua, para la producción de plomo, zinc y plata, incurrió en omisión de información privilegiada al mercado de valores de Australia y adulteró información contractual de adquisición del proyecto en perjuicio de sus socios mexicanos e inversionistas en general.

A mediados del 2018 anunció que aumentaría el porcentaje de propiedad en la mina y un potencial inicio de producción, y sus acciones subieron de 0.5 hasta casi 3.0 centavos de dólar, pero utilizó información engañosa respecto a la adquisición de hasta el 100% de la operación o diluir a sus socios, aunque dicha dilución estaba comprometida a un estudio de factibilidad y valuación, por lo cual es tendenciosa la perspectiva como se informa al público.

Reportes a los que El Diario tuvo acceso permiten saber que desde el anuncio de la operación, en la que se proyectó alcanzar las dos mil 500 toneladas mensuales de mineral, iniciando en septiembre del 2018 con  un mes de prueba, de acuerdo con la cláusula de vigencia firmada con Grupo México el 4 de septiembre, permitía que sus acciones siguieran aumentando.

La empresa lanzó un programa de venta de acciones al público el 24 de septiembre con límite al 17 de octubre, basado en que la producción de dos mil 500 toneladas por mes era un hecho, y se pone la acción a 2.4 centavos de dólar; incluso el tres de octubre anunció que iban en tiempo para producir 100 toneladas diarias.

Sin embargo, el mismo 10 de octubre que solicitaron una extensión hasta el 22 de octubre de su plan de venta de acciones, despidieron a su contratista y omitieron informar al público que su meta de mes de prueba con Grupo México estaba retrasada, y aún más, incumplían con ello el contrato, que en su Cláusula de Vigencia, en su único apéndice, indica la obligación de producción de dos mil 500 toneladas durante el primer mes.

La empresa chihuahuense Retec Guaru se asoció durante abril del 2015 con Arena Exploration PTY LTD, que posteriormente vendió su contrato a Consolidated Zinc LTD para el desarrollo del proyecto minero de PLOMO ZINC en Plomosas, ubicado en el municipio de Aldama, Chihuahua.

En octubre del 2018, Consolidated Zinc LTD, que cotiza en la Bolsa de Valores de Australia, anunció la adquisición del 90 por ciento de las acciones con derecho a voto de la Minera Latin American Zinc S.A.P.I de CVI  ( MLAZ).

A través de esta filial y junto con Retec Guaru, acordaron llevar a cabo el proyecto de plomo, zinc y plata  Plomosas Zinc Leal Silver de alta calidad con una participación del 49 y 51 por ciento, respectivamente.

Las partes acordaron la posibilidad de que la minera australiana se quedara con el 90 por ciento del proyecto y la firma chihuahuense con el 10% restante.

Como parte del trato para llegar al 90 por ciento del proyecto, MLAZ tendría que pagar una cantidad en acciones equivalente a un monto en dolares australianos con un valor de un mes promedio  anterior a cuando se hizo la opción.

La firma anunció que el proyecto contemplaba la producción de más tres mil 400 toneladas mensuales de minera que serían vendidas a Industrial Minera México, con un mes de prueba por dos mil 500 toneladas.

Sin embargo, en octubre pasado solo reportó 237 toneladas dos días después de terminada su colocación de acciones y de fijar su promedio mensual de valor de acción para la compra del proyecto, una cifra muy por debajo de lo proyectado, pero que nunca hizo del conocimiento de la Bolsa de Valores de Australia y de los tenedores.

Durante el tiempo que utilizó para vender acciones y promediar el valor de acción para la compra del proyecto, dichas acciones cayeron más del 30% inmediatamente después de dicho anuncio

Para entonces el valor de la acción estaba en 2.4 centavos de dólar  y tenía un contrato de venta de mineral con el Grupo México en su filial Industrial Minera México por 12 meses, con un mes de prueba de dos mil 500 toneladas.

El acuerdo de compraventa se llevó a cabo el cuatro de septiembre del 2018 y se anunció el cinco de septiembre en la Bolsa de Valores, con una cláusula de que iniciarían con un mes de prueba de producción de mil 500 toneladas de metal para llegar hacia finales del año a más de tres mil 400.

Nunca se volvió a mencionar nada del proyecto sino hasta el pasado 10 de octubre, cuando se pidió una ampliación de la venta de acciones.

Sin embargo, la empresa emisora australiana nunca informó que el mismo 10 de octubre había despedido al contratista Nahúm Ramos, que le iba a ofrecer los servicios de producción y movilización del mineral, según oficio firmado por el representante legal de MLAZ, Steven Boda.

Como empresa pública, Consolited Zinc LTD tenía la obligación de anunciar esta situación y explicar los motivos por los que su proveedor de mineral fue cesado, sea porque no sirvió para los fines del proyecto, porque lo engañó o por cualquier otra situación.

Esta era una información privilegiada que cualquier inversionista interesado en adquirir acciones de este proyecto minero debería saber, para tomar la mejor decisión de participar o no.

Si bien CZL y su contratista acordaron en su Cláusula Tercera, el periodo de vigencia con un término de 30 días, contados a partir del 14 de septiembre de 2018, y la opción, mas no la obligación de prorrogar la vigencia, y así lo hizo, también debía anunciar este movimiento a la Bolsa de Valores de Australia.

Esta decisión le daba elementos de decisión a los accionistas, y más cuando en los hechos la empresa no cumplió con lo anunciado públicamente de conseguir las dos mil 500 toneladas de mineral de prueba.

Al ocultar esta información al mercado accionario, la empresa pudo hacer atractiva a la compraventa su plan accionario con información falsa o incompleta, ya que no anunciaba que los volúmenes de producción de mineral no se alcanzaban y había tenido que cesar a su proveedor.

Con ello, la firma australiana también pudo pagar a su contraparte chihuahuense “con acciones caras, lo que en realidad debieron ser baratas”, al no cumplir con lo proyectado en volumen de producción, es decir, alcanzó un valor que no tenía.

De hecho, el valor de la acción se cayó hasta un 30 por ciento cuando ya tuvo que entregar su reporte de actividades a la Bolsa, e informó que no tenía la producción inicialmente proyectada, sino que fue hasta diciembre cuando se alcanzó el primer lote proyectado de más de tres mil 400 toneladas.

Entrevistado al respecto, Mauricio Martínez, representante legal de la empresa Retec Guaru, dijo que evaluaría esta situación, ya que en dado caso su patrimonio estaría afectado.

Sin embargo, precisó que al parecer a la empresa australiana no le interesaría cumplir con las leyes mexicanas, dado que desde el pasado seis de diciembre se le notificó directamente en Australia que tienen una demanda emplazada en los juzgados locales de Chihuahua, donde está radicado el contrato, y que están demandados por razones similares a las que tienen por otra compañía australiana, que es haber desconocido los términos en las cartas de intención.

Observó que los australianos mal informan desde junio del año pasado, ya que divulgan que se ha seguido comprando las acciones de Retec Guaru, cuando en realidad no hay tal, y ni siquiera se ha hecho la inversión necesaria valuación y estudio de factibilidad.

A su vez, indico que, basada en esta información que se provee, consultará a sus abogados si procede una demanda penal por fraude contra quien resulte responsable y buscará el apoyo de los representantes del Gobierno Federal en el estado, así como al senador Napoleón Gómez Urrutia, para poder consultar si Grupo México tenia conocimiento de que esto estaba ocurriendo durante el periodo de incumplimiento de la empresa australiana y tenga alguna responsabilidad en estos hechos.

Subrayó que  no es posible que empresas extranjeras lleguen a adjudicarse los bienes de todos los mexicanos  a través de manipulaciones de información e incumplimiento de las intenciones de los contratos, y menos aún que se les solape por otras compañías mexicanas, de este ser el caso.

El Diario buscó sin éxito a representes del Grupo México y de Minera Latin American Zinc, S.A.P.I de C.V., ya que no contestaron en sus números telefónicos.