Economia

Pacta OPEP+ elevar producción en 500 mil barriles

OPEP+ pactó aliviar recorte de producción y sumar 500 mil barriles diarios en enero; consultará para determinar ajuste en meses siguientes

Reforma

jueves, 03 diciembre 2020 | 12:27

Londres.- La OPEP+ llegó a un acuerdo para aliviar sus recortes de producción de petróleo el próximo año más gradualmente de lo planeado anteriormente, dando a un mercado frágil más tiempo para absorber la oferta adicional. 

El grupo agregará 500 mil barriles diarios de producción al mercado en enero, una cuarta parte de lo que habría ocurrido con el plan anterior, dijo un delegado. Luego, los ministros realizarán consultas mensuales para determinar cómo ajustar la producción en los meses siguientes, dijo el delegado, que pidió no ser identificado porque la información era privada.

Una relajación gradual no alcanza a lo que se había esperado ampliamente antes de esta semana: un retraso total de tres meses para el aumento de producción programado para enero. Sin embargo, el acuerdo también evita una ruptura de la unidad OPEP+, que se había convertido en un riesgo creciente después de días de tensas conversaciones que expusieron una nueva brecha entre los miembros principales del cártel, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita.

El petróleo cambió poco cerca de los 48 dólares el barril en Londres.

El acuerdo tendrá un impacto más allá de los precios del crudo. La suerte de toda la industria energética, desde las grandes empresas como ExxonMobil Corp hasta los productores de esquisto de Texas y los países que dependen de recursos como Brasil y Kazajstán, está influenciada por las decisiones de la OPEP+.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados rescataron el mercado petrolero a principios de este año de una caída sin precedentes, recortando la producción en 9.7 millones de barriles por día a medida que la pandemia aplastaba la demanda.

El cártel devolvió 2 millones de barriles por día de esa producción al mercado en agosto sin contratiempos, y debía agregar un volumen similar el próximo mes.

A varios miembros del grupo les preocupaba que el mercado todavía fuera demasiado frágil para absorber esos barriles adicionales a medida que una nueva ola de infecciones de virus golpeaba la economía mundial. Otras naciones estaban impacientes por abrir los grifos después de meses de restricción de la producción que ha puesto sus finanzas bajo una fuerte presión.