Economia

Paga Pemex para atraer inversionistas

Los precios atractivos de los bonos atraen inversiones para la petrolera cargada de deudas

Reforma
viernes, 13 septiembre 2019 | 13:06

Ciudad de México.- Los precios atractivos de los bonos de Pemex atraen el apoyo de los inversionistas para la petrolera cargada de deuda, que ayer emitió 7 mil 500 millones de dólares en nuevos instrumentos de deuda, destacó el diario Financial Times.

La publicación señaló que Pemex pagó las probabilidades de canjear los bonos con vencimientos en el corto plazo al emitir 7 mil 500 millones de dólares en un nuevo bono a largo plazo, en una operación audaz que fue acogida por los inversionistas y se espera que difiera el riesgo de una rebaja en la calificación.

La compañía emitió mil 250 millones de dólares en nuevo bono a siete años, con un rendimiento del 6.5 por ciento, así como 3 mil 250 millones en un bono a 10 años con un rendimiento del 6.85 por ciento, y 3 mil millones de deuda a 30 años con un rendimiento del 7.7 por ciento. Además, el gobierno está utilizando 5 mil millones tomados de un fondo de Tesorería federal para pagar la deuda de Pemex.

"Llegaron al mercado con un descuento importante en relación con lo que se están negociando los bonos con el mismo vencimiento ... Leí que definitivamente querían que este acuerdo tuviera éxito", dijo Patti McConachie, analista de Columbia Threadneedle.

Los nuevos bonos se negociaban entre 1.60 y 3 dólares más que su precio de emisión en el mercado secundario, lo que demuestra que los precios eran atractivos para los inversionistas, destacó Till Moewes, analista de crédito para América Latina de Schroders.

"Si te encuentras en una situación tan difícil, tiene que pagar más", señaló Moewes, y agregó que podría haber resultado más barato para Pemex si México hubiera enviado señales más claras al mercado este año. "No es un trato terrible para Pemex, pero no hay duda de que valió la pena tener certeza".

La deuda de Pemex fue rebajada a basura por Fitch Ratings en junio y otras calificadoras cambiaron a una perspectiva negativa, lo que aumentó la posibilidad de una rebaja en los siguientes 12 a 24 meses.

 "De repente, están sacando conejitos de sombreritos, y si los inversionistas lo compran, eso es genial, pero me temo que las agencias de calificación lo examinarán", indicó Yerlan Syzdykov, jefe global de mercados emergentes en Gestión de activos de Amundi.

Otra calificación basura podría obligar a los inversionistas institucionales a mantener un papel de grado de inversión para vender miles de millones de dólares en bonos de Pemex, destacó el diario británico.

Además, el hecho de que Pemex requiera un apoyo constante del gobierno debido a la caída de la producción, las bajas reservas y los altos impuestos ha hecho un lastre para la calificación soberana de México, que también se considera vulnerable a un recorte, aunque no a grado de basura.

Pemex, que tiene un flujo de caja libre negativo, se había enfrentado a la posibilidad de tener que pagar 44 mil millones de dólares en los próximos cuatro años sin el canje de deuda.

Pero las preocupaciones de los inversionistas sobre su capacidad para alcanzar objetivos de producción ambiciosos y la dirección de la política energética en México permanecen, dijo la publicación.

"Esto les da cierta pista en el corto plazo y aborda las preocupaciones de liquidez a corto plazo... ciertamente no aborda los desafíos estructurales de Pemex", dijo Greg Magnuson, analista corporativo senior de Neuberger Berman. "El riesgo de rebaja se ha reducido a corto plazo, pero no se ha eliminado por completo".