Economia

Pega a las armadoras de autos lentitud en cruces fronterizos

Canaco reporta afectación en suministro de mercancías

Manuel Quezada/El Diario
miércoles, 10 abril 2019 | 08:06
El Diario

Chihuahua.- La espera de 10 a 12 horas en los cruces internacionales, afecta a las plantas ensambladoras de automóviles en México y Estados Unidos, ya que hay piezas que requieren cruzar hasta siete veces la frontera para adicionarles diversos componentes, pero la tardanza desfasa el proceso, informó ayer el director adjunto de la AMDA Nacional, Guillermo Rosales Zárate.

A su vez, el presidente de Canaco, Edibray Gómez Gallegos se pronunció también por agilizar los tiempos de cruces en la frontera norte, ya que empieza a afectar el suministro de mercancías en diversos establecimientos de la ciudad.

En ese mismo tema, durante la presentación del Programa Paisano de Semana Santa 2019, el director de Seguridad Publica Municipal, Gilberto Loya Chávez, alertó al Comité Interinstitucional de la necesidad de asesorar a los visitantes de que tomen sus precauciones al regreso por lo lento del cruce en las fronteras.

Durante una conferencia de prensa, Guillermo Rosales Zárate dijo que es difícil decir ahora cuál es el monto de las pérdidas o cantidad de embarques afectados por la lentitud de los cruces en la frontera entre Chihuahua y Texas.

Lamentó que el presidente de los Estados Unidos lanzara recientemente amenazas hacia México, vinculando el problema de control migratorio a la parte comercial de importación de vehículos mexicanos.

El presidente Donald Trump habla de imponer un arancel de hasta el 25 por ciento de continuar este problema, recordó. Guillermo Rosales apuntó que eso si bien se atiende con seriedad y se tiene incluido bajo un panorama de riesgo, se valora que se da dentro de la contienda política-electoral, en donde los demócratas buscan arrebatar la presidencia a Trump en 2020, y éste, de cara buscando la reelección.

El directivo de AMDA, dijo que de cierto es que la integración económica entre Estados Unidos, Canadá y México es de tal naturaleza que difícilmente podría entenderse una imposición de aranceles de esa magnitud. Como cierro al primer trimestre de 2019, el 16 por ciento de los vehículos que se venden en Estados Unidos proceden de México, pero además, las unidades que salen de este país al norte, casi el 40 por ciento del valor integrado tiene como origen la Unión Americana.

Detalló que está repartido lo que se agrega de valor a los países que salen de una u otra planta de las tres naciones.

Guillermo Rosales apuntó que aunque Donald Trump tiene la facultad para imponer los aranceles del 25% a las importaciones de autos de México, la realidad económica, acabaría por imponerse. No obstante, no se puede perder de foco de atención, y aunque se ve como un riesgo, no se ve como mayor.

El director adjunto de AMDA apuntó que realmente no se ha dado un cierre de la frontera, pero sí un flujo de manera más lenta, porque se disminuyó el personal que se dedicaba a los trámites aduaneros de toda índole para que hagan labores de control migratorio.

Señaló que eso hace más lento el paso por la aduna, y por supuesto que el sector ya tiene afectaciones, ya que las plantas automotrices en México y Estados Unidos, ya que hay componentes que antes de proceder a su instalación en un automóvil, fueron y vinieron hasta siete veces de lado a lado de la frontera.

Una parte de trabaja en México, se va hacia Estados Unidos para agregar otras piezas y regresa y se va nuevamente un par de veces, para finalmente ser integrado.