Economia

Pega austeridad a control de tráfico aéreo

Las fallas de comunicación en el Centro de Control de Tráfico Aéreo México evidenciaron problemas del Seneam agravados por la austeridad

Reforma

Saraí Cervantes/Reforma

jueves, 02 diciembre 2021 | 11:16

Ciudad de México.- Las fallas de comunicación que tuvo el Centro de Control de Tráfico Aéreo México a inicios de semana no sólo pusieron en riesgo la seguridad de las aeronaves que sobrevolaban en el momento, también evidenciaron problemas que vive el Seneam agravados por la política de austeridad.

José Alfredo Covarrubias Aguilar, secretario general del Sindicato Nacional de Controladores Aéreos (Sinacta), dijo que se observó la falta de personal capacitado del Seneam para atender imprevistos, la obsolescencia en la que operan algunos equipos y las malas condiciones en las que trabajan los controladores.

Aseguró que desde hace 3 años no se invierte en equipo electrónico nuevo o se da mantenimiento al que opera y que desde entonces han denunciado las malas condiciones de trabajo sin recibir respuesta.

Según Seneam hay equipos de 40 años de antigüedad y aunque dice que se modernizan no da detalles. 

El líder sindical también expuso que por cuestiones de austeridad no han recibido capacitaciones adecuadas ni contratado personal nuevo, lo que ha llevado a jornadas de hasta 17 horas al día en este Centro.

 "Desde el 2018 el sindicato ha enviado más de 100 escritos a las autoridades aeronáuticas denunciando las situaciones que aquejan a los controladores, pero no se ha tenido respuesta", aseguró el líder del Sinacta.

En México, hay mil controladores registrados ante Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), de los cuales 400 pertenecen al Sindicato.

 "Los pilotos se quedaron colgados arriba sin que nadie les diera instrucciones. Afortunadamente, las fallas se dieron en un momento en donde el tráfico aéreo era poco y el clima era favorable. ¿Y si hubiese sido lo contrario?", cuestionó María Larriva, experta en control de tráfico aéreo.