Economia

Pega escasez también a alimentos

No sólo es la falta de cerveza, sino también de refresco en lata, agua mineral, harina de trigo y aceite comestible entre otros productos

Manuel Quezada/El Diario

lunes, 08 agosto 2022 | 07:22

Chihuahua, Chih.- No solo es la falta de algunas marcas y presentación de cervezas, lo que afecta actualmente a la industria restaurantera, sino también la dificultad para conseguir refresco en lata de aluminio, agua mineral, harina de trigo, aceite comestible, desechables y algunos productos del campo, señalaron ayer industriales restauranteros.

Indicaron que esto se atribuye a la lejana guerra entre Rusia y Ucrania, la prolongada sequía que hubo en Chihuahua que obligo a reducir la superficie cultivable este año y hasta la falta de agua en la ciudad de Monterrey, de donde se distribuyen ciertas bebidas.

La falta de algunas cervezas en el mercado, molesta luego a los comensales porque no pueden beber la de su gusto, pero siempre optan por pedir alguna de entra las que dispone en negocio.

En este caso, y contrario a lo que reza las fuerzas del mercado de que a menor oferta es más caro el producto, los precios se han mantenido igual, cuando se dispone de las cervezas que se batalla para conseguirlas con regularidad.

Sin embargo, el precio de otros productos, como la harina de trigo, refrescos, desechables y productos del campo, se “dispararon, presas de la inflación”.

Restauranteros indicaron que, en el caso de la cerveza, ya son algunos meses de problemas de suministro de ciertos productos elaborados por Heineken y Corona, lo cual genera que de repente los comensales pidan algún tipo y no se tiene, por lo que se ofrece alguna alternativa de bebida, de las que se les está surtiendo.

Detallaron que esta situación se debe a que las cerveceras tienen problemas con sus proveedores de envases de vidrio y aluminio.

Informaron que las cervezas que se han escaseado son las que se envasan en botellas ámbar o las oscuras, como son las, Victoria, XX Ámbar, High Life, entre otras. Al parecer no hay tanto desabasto con las cervezas de la Carta Blanca y Tecate, pero sí con otro tipo de marcas.

“Hay negocios que sí tienen cerveza, pero definitivamente no de todas las marcas” recalcaron.

Apuntaron que la falta de cerveza no ha impactado aún a las ventas, pero sí tal vez algún tipo de molestia de los comensales cuando no encuentran su marca preferida, aunque generalmente siempre piden de otra. “Para la cerveza no ponemos tantos peros”.

Los restauranteros agregaron que también se tiene escasez en ciertos productos de la marca Coca Cola provenientes de la ciudad de Monterrey, donde se tiene un serio problema con el agua.

Señalaron que hay agua mineral, como la de la marca Topo Chico, que se batalla para surtir de forma regular.

Los industriales restauranteros indicaron que, de hecho, se tiene desabasto de muchos productos como harina de trigo, aceites comestibles, algunas frutas y verduras, desechables, entre otros.

Esta situación ha impactado en incrementos de precios ya que se batalla para conseguir ciertas cosas, debido a diversos factores como es la guerra entre Rusia y Ucrania, la sequía que se tiene en la entidad y golpea fuerte a la producción.

Agregaron que quienes acostumbran a adquirir los chiles que se producen en Delicias y Saucillo, ya les avisó su proveedor que no tendrá más producto, ya que para este ciclo agrícola no les autorizaron agua para irrigar la superficie que acostumbraban.

Indicaron que este año tuvieron que recortar la superficie cultivable hasta en un 60 por ciento, y por ello, también se afectó el volumen de producción.

La sequía entonces es un factor muy fuerte que estuvo fuera de control de los productores agropecuarios.

En el caso de las harinas y aceites, no se tiene los insumos necesarios para producirlos y eso hace que el mercado se contraiga, haya la demanda y que éstos estén dispuestos a pagar lo que sea.

Apuntaron que hubo semanas recientes donde los precios del aguacate y limón “se fueron por los cielos”, aunque por lo que hace al primero, ya empezó a bajar, debido a que se cancelaron algunas exportaciones.

Informaron que, a causa de la dificultad para la compra de harina de trigo, ya se han registrado tres aumentos en el pan en lo que va del año.

Finalmente, apuntaron que la inflación, le ha pegado muy duro al sector restaurantero en lo que va del año.