Economia

Pide IP suspender pago de impuestos

Recursos serían para pagar a empleados por crisis sanitaria

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

miércoles, 18 marzo 2020 | 10:14

Chihuahua.- El Consejo Coordinador Empresarial de Chihuahua se pronunció ayer porque las autoridades decreten una suspensión provisional del pago de impuestos, en tanto pasa la contingencia sanitaria del coronavirus, a fin de poder disponer recursos para pagar el salario a los trabajadores en un escenario de bajas ventas.

Francisco Santini Ramos, titular del Consejo Coordinador Empresarial pidió también a las autoridades que sean más enérgicas con el planteamiento a la ciudadanía de reuniones públicas y sociales, y de cómo disminuirlas totalmente.

Señaló que en días pasados como organismo hicieron algunas propuestas de previsión y contención, las cuales, ahora que se confirmó un caso en Chihuahua, se aceleran más y hace necesario recapacitar en otras.

Santini indicó que una de las medidas a reforzar son las del distanciamiento social, insistir en el hecho de que todas las personas, después de su trabajo se queden en casa. “De hecho, se quiere empezar con la campaña “quédate en casa”, dijo.

Informó que en las empresas se están tomando medidas para que en aquellos puestos en en los cuales sea posible, se labore de forma virtual desde casa.

También se pide que las autoridades sean más enérgicas en el llamado a la ciudadanía para evitar reuniones públicas y sociales.

Asimismo, se plantea cómo garantizar que en el transporte público no se sature de usuarios, que los camiones no vayan tan llenos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial apuntó que todos los días están en contacto con las autoridades del Municipio y del Estado, siempre insistiendo en que lo primero es la prevención, la vida humana, pero también viendo el ámbito económico que es importante para que las familias puedan seguir manteniéndose semanalmente.

Francisco Santini señaló que como organismo empresarial retomaron peticiones de la Coparmex Nacional en el sentido de pedir al Gobierno que suspenda el tema de pagos provisionales de impuestos, para que el poco dinero que tengan lo inviertan en el pago a sus colaboradores.

Observó que se pide eso en lo que hace al Impuesto Sobre la Renta (ISR), del Seguro Social, del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios que se cobra en la gasolina y diésel.

También que se suspendan las auditorias, no se cobre recargos para prevenir a las empresas y darles más posibilidad de que salgan adelante en esta contingencia sanitaria.

El presidente del CCE, observó que, de restringir las reuniones sociales, sin duda que los giros como restaurantes, cines, salones de baile, antros y otros pueden verse afectados, pero se pueden implementar estrategias para minimizar este efecto.

El presidente del CCE ejemplificó que hay restaurantes que ya empezaron a recibir sólo al 50 por ciento de su capacidad instalada, y otros optaron por separar sus mesas, a fin de que los comensales puedan estar más separados.

Asimismo, se tiene un cuidado muy importante del personal que prepara los alimentos y los que llevan a las mesas, entre otro personal.

Indicó que, si no es urgente ir a un restaurante, se puede solicitar el servicio de alimento a domicilio, lo cual es ahora una buena opción.

Lo ideal es buscar opciones que afecten lo menos la economía, lo cual ya se tiene totalmente, pero que vaya con medidas de seguridad.

Agregó que, en el caso de la asistencia a los supermercados, ya se tiene algunos protocolos, como el que no vaya toda la familia, abstenerse de llevar niños o adultos mayores, sino que acuda una sola persona.

Para esto, se le ha pedido a la alcaldía que los elementos de seguridad pública ayuden aconsejando a los clientes que entre una sola persona, a fin de minimizar los riesgos.

Asimismo, se tiene contemplado que, si se confirma una persona enferma, llevar a cabo el cierre, desinfectar y después de unos días, regresar a trabajar.

Finalmente, indicó que como CCE siguen recomendando a la gente no caiga en compras de pánico, y de acuerdo a directivos de supermercados no se tiene problemas de desabasto, están completos, pero el producto se acaba y los lleva a resurtir más pronto.