Economia

Pierde SAT 7 mil 559 comercios al por menor

Negocios como dulcerías y tiendas de ropa, pudieron cerrar al no soportar pagos de rentas sin tener ingresos

Reforma

Alejandra Mendoza/ Reforma

miércoles, 12 agosto 2020 | 07:33

Monterrey.- Durante el segundo trimestre del año, que comprende los meses en los que la autoridad federal determinó el cierre temporal de negocios "no esenciales", el Servicio de Administración Tributaria (SAT) registró una baja de contribuyentes, principalmente en comercio al por menor.

Información del SAT señala que al corte de junio, 7 mil 559 contribuyentes de comercios al por menor disminuyeron respecto al trimestre previo.

El número total de contribuyentes de comercio al por menor pasó de 5 millones 332 mil 782, en el primer trimestre, a 5 millones 325 mil 223 de abril a junio.

El segundo sector con más bajas fue el de servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación, con 6 mil 486 contribuyentes menos.

Así como el sector de otros servicios excepto actividades de Gobierno, con 5 mil 079 bajas.

Otras actividades que también destacan son industrias manufactureras, en donde se perdieron 4 mil 712 contribuyentes, y transportes, correos y almacenamiento, con 4 mil 639 menos.

Jesús Rubio, investigador del Colegio de la Frontera Norte en Monterrey, explicó que la baja de contribuyentes era algo de esperarse dada la crisis económica que se vive.

En el caso de comercios al por menor, algunos tipos de estos negocios son dulcerías y tiendas de ropa, que también pudieron cerrar, al no soportar pagos de rentas sin tener ingresos, mencionó.

"Muchos empresarios pueden darse de baja para evitar adeudos fiscales con el SAT, pero también muchos de ellos quizás se dieron de baja por no poder seguir con sus operaciones derivado de la crisis económica que estamos viviendo, aunado a que muchos negocios no pudieron abrir al no considerarlos esenciales", dijo.

Consideró que hubo una falta de certeza por parte del Gobierno, ya que tuvieron que cerrar muchos negocios, y hubo casos en los que otros permanecieron abiertos, pese a no ser esenciales.

"Por ejemplo, los negocios de lavado de carro que no son esenciales, pero que entran como servicios automotrices, como las refaccionarias, estaban abiertos, mientras que otros negocios cerrados", apuntó.

Es normal, agregó, que en tiempos de crisis aumente la informalidad, sobre todo de las personas que perdieron su trabajo.