Economia

Preocupa a EU desdén de México a renovables

Debido a que hace difícil alcanzar metas para atacar el cambio climático

Associated Press / El vocero del Departamento de Estado, Ned Price

José Díaz Briseño / Agencia Reforma

martes, 23 noviembre 2021 | 20:05

Washington DC.— Las políticas del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador que promueven el uso de energías sucias y caras por encima de las renovables preocupa a Estados Unidos, pues hace difícil alcanzar metas para atacar el cambio climático, aseguró hoy un vocero del Departamento de Estado.

Estados Unidos aseguró tener inquietudes por la propuesta de reforma constitucional que daría prioridad a la electricidad producida por plantas a base de combustibles fósiles y de hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"Hemos sido muy claros incluyendo en ambientes bilaterales (con México) sobre nuestras preocupaciones en torno a promover el uso de tecnologías en algunos casos más sucias y más caras por encima de tecnologías renovables más baratas", dijo el vocero del Departamento de Estado de EU, Ned Price.

"(Esto) hará más difícil alcanzar las metas de clima que deben de ser prioridades compartidas entre nuestros dos países", dijo Price durante su rueda de prensa diaria al ser cuestionado por Grupo REFORMA sobre por qué la Administración del presidente Joe Biden ha evitado pronunciamientos públicos en el tema.

A finales del año pasado, el Gobierno de López Obrador publicó lo que organizaciones ambientalistas internacionales consideran metas nacionales como "altamente insuficientes" para atacar el cambio climático incluyendo una reducción de 22 por ciento en la emisión de gases de efecto invernadero antes de 2030.

Aún antes de la propuesta de reforma constitucional, diversos cambios regulatorios empujados por López Obrador habían establecido en 2020 que la CFE debía maximizar el uso de combustóleo en sus plantas generadoras de electricidad por encima de la producción solar y eólica por generadores privados.

Tal como había adelantado el Embajador de EU en México, Ken Salazar, a inicios de este mes, el Departamento de Estado dijo sostener pláticas con México, pero advirtió además haberles ya comunicado el entender que los privados juegan un papel importante para alcanzar la transición energética.

"Les hemos comunicado a nuestros socios mexicanos que el sector privado mexicano tiene un importante rol que jugar (...) en ayudar al Gobierno en alcanzar su meta de reforzar la independencia energética de México y al mismo tiempo que avanzar con una agenda verde", aseguró el vocero.

La semana pasada un grupo de siete congresistas estadounidenses del Partido Demócrata enviaron una carta al presidente Biden alertando que las políticas energéticas de López Obrador socavan las metas de descarbonización adoptadas bajo el Acuerdo de Paris de Cambio Climático de 2015.

Tal como el sector privado ya ha advertido, los demócratas también coincidieron en que los intentos del presidente López Obrador de cancelar secciones de la reforma energética de 2013 que liberalizó el sector energético mexicano viola compromisos bajo el Tratado Comercial entre México, EU y Canadá (T-MEC).

En la cumbre de la semana pasada, López Obrador y Biden acordaron, junto al Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, presentar metas nacionales contra el cambio climático más ambiciosas en algún momento durante 2022 y sostener un diálogo trilateral sobre el tema.