Economia

Préstamos de respiro pueden ser de agonía

Personas y empresas que piden crédito deben ser cautelosas para no terminar mal

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Eduardo Lara/ El Diario

jueves, 14 mayo 2020 | 07:43

Ciudad Juárez.- Debido a la crisis por la que atraviesan muchos juarenses y empresas, es común la adquisición de deudas para sobrellevar el apuro. Sin embargo, antes de solicitar un crédito o préstamo, hay que considerar cómo invertirlo correctamente para evitar que dicho ‘respiro’ se convierta en una agonía de meses, explicó Juan Eleuterio Muñoz Rivera, analista financiero.

“Si se va a adquirir una préstamo o crédito, lo ideal es buscar el mayor plazo posible y con la menor tasa de interés, y que además ofrezca períodos de gracia para los primeros pagos, sobre todo por la situación por la que estamos atravesando”, comentó el experto.

Por otra parte señaló que si el financiamiento que se solicita es para reabrir un negocio, hay que tener en cuenta que las ganancias para pagar los compromisos pueden tardar hasta más de dos meses, principalmente porque las empresas deberán cumplir con ciertas restricciones como límite de trabajadores y horarios, entre otras.

“La apertura no significa que el negocio tendrá las mismas ventas que tenía antes de cerrar, por lo que se debe tener cuidado con las proyecciones, para que la ganancia alcance para cubrir los créditos; de lo contrario, ese recurso únicamente servirá como una aspirina para seguir agonizando unos meses y terminar por quebrar y hasta con una deuda”, explicó.

Entre las recomendaciones que Muñoz Rivera hizo tanto a empresas como a personas que están considerando adquirir un nuevo crédito, destacó realizar dos posibles escenarios, uno optimista y otro pesimista, así como analizar a detalle de qué manera se invertirá el recurso.

“Hay que tener claro que todo dinero prestado se va a pagar. Hacer dos proyecciones ayuda mucho, una positiva y otra negativa, en donde con cualquiera de las dos hay suficiente ganancia para cubrir los compromisos, de lo contrario lo mejor es no solicitar más deuda”, dijo.

“Por otro lado, la regla general de todo crédito es ¿en qué se va a gastar el dinero?, si éste se usa para pagar deudas, impuestos, servicios y otros gastos fijos, eventualmente el préstamo no podrá pagarse, por lo que lo ideal es invertirlo correctamente para que genere ingresos”, aconsejó.

elara@redaccion.diario.com.mx