Economia

Prevé HR menor inversión por cierre eléctrico

El distanciamiento entre el sector público y el privado tras cambios eléctricos afectará la recuperación económica, estimó HR Ratings

Reforma

Reforma

jueves, 21 mayo 2020 | 12:16

Ciudad de México.- El distanciamiento entre el sector público y privado, luego de los cambios que limitarán la suministración de energías renovables, afectará la recuperación económica y la recaudación, advirtió HR Ratings.

"El sector público está restringido en términos de la política fiscal contracíclica. Esto quiere decir que el sector privado tiene un papel más importante en ayudar a la reactivación. 

"Hemos tenido una serie de problemas entre el sector público y privado, por la cancelación del aeropuerto; en Pemex, por la cancelación de Farmouts, y el tema de hoy es el sector eléctrico", comentó en videoconferencia Felix Boni, director de análisis en HR Ratings.

La percepción de conflicto entre el sector público y el privado puede afectar la inversión y el crecimiento, advirtió el analista.

"Si hay menos inversión va a haber menos crecimiento, a menos crecimiento va a afectar negativamente a las finanzas públicas. Puede afectar el costo de la deuda. La falta de confianza ha provocado un aumento del costo de la deuda de Pemex, y se podría ir aumentando el costo del Gobierno federal", aseguró.

De igual forma, el menor crecimiento pondrá limites al crecimiento de la recaudación del Gobierno, anticipó Boni.

"Con menos crecimiento significa menor base gravable. Han tratado de compensar eso reduciendo la evasión. Hasta cierto punto han tenido éxito, pero a largo plazo es importante el crecimiento y sin inversión privada las posibilidades de crecimiento son muy limitadas", dijo.

Sobre la estrategia del Gobierno de reducir su gasto operativo para destinarlo a la reactivación de la economía y abastecer al sector salud, Boni estimó que los cambios son limitados.

"Es complicado reducir el déficit, puesto que la mayor parte del gasto ya está comprometido para estados y municipios, costo financiero y pensiones", afirmó.

Refirió que en el primer trimestre del año el gasto operativo del IMSS e ISSSTE aumentó 2.5 por ciento, pero debido a que el gasto en pensiones aumentó 7.4 por ciento.

Esto significa que, excluyendo pensiones, el gasto cayó 8.9 por ciento, a pesar de que se avecinaba la pandemia, resaltó.

Actualmente, comentó Boni, el Gobierno enfrenta la decisión entre disminuir las trasferencias de capital a IMSS e ISSSTE y dedicar más gasto a las necesidades actuales en salud, pero con el riesgo de no acumular los suficientes activos para solventar las pensiones en el futuro.