Economia

Prevén alza de trabajadores con menos ingresos

El CEEY alertó que aumentará en 8% el número de trabajadores que verán reducidos sus ingresos como consecuencia de la pandemia

Reforma

Martha Martínez/Reforma

martes, 19 mayo 2020 | 14:55

Ciudad de México.- La población ocupada que verá reducidos sus ingresos como consecuencia de la pandemia aumentará en más de ocho puntos porcentuales hacia el segundo trimestre del año, advirtió el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Durante la presentación del segundo boletín sobre Movilidad Laboral, el investigador Rodolfo de la Torre indicó que, de acuerdo con las proyecciones del Centro, también se reducirá la población ocupada con servicios de salud y los trabajadores con acceso a capacitación.

En conferencia virtual, De la Torre señaló que al, segundo trimestre de 2019, la población ocupada que vio disminuir sus ingresos fue equivalente al 21.37 por ciento de la población ocupada.

Como consecuencia de la crisis sanitaria, agregó, este porcentaje podría aumentar a 29.94 por ciento en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a un incremento de más del 8.5 por ciento.

En materia de acceso a servicios de salud, detalló que las cifras a junio de 2019 indicaban que 31.42 por ciento de los trabajadores contaban con esta prestación, y hacia el cierre del año ésta aumentó a 33.79 por ciento.

No obstante, dijo que de acuerdo con las proyecciones del CEEY este porcentaje podría reducirse a 30.56 por ciento hacia junio de 2019.

De la Torre advirtió que esta cifra podría incrementarse aún más en las semanas posteriores, ya que la separación de los servicios de salud tras la pérdida del empleo no es inmediata.

"Esto es, insisto, apenas el inicio de los efectos que se van a ver reflejados en el año", sostuvo.

El especialista agregó que los empleados que Coneval clasifica como "pobres laborales"; es decir, aquellos a los que sus ingresos no les alcanza para adquirir una canasta básica, también verán reducidas sus posibilidades de salir de esa situación como consecuencia de la pandemia.

Explicó que del 40 por ciento de la población laboral que el Consejo clasifica como pobres laborales, 81.39 por ciento permanecerá en esa situación dadas las condiciones actuales.

Las proyecciones del CEEY indican que, hasta el segundo trimestre de 2019, 80.67 por ciento de estos trabajadores no tenían posibilidades de dejar de ser pobres laborales.

Claudia Maldonado, investigadora academia del Coneval, señaló que estos datos reflejan que México enfrenta la pandemia con una enorme fragilidad y en condiciones de desigualdad estructural. A ello, indicó, se suma el hecho de que el País se encuentra ante esta crisis justo en el momento en el que transita a una propuesta distinta para la prestación de servicios de salud.

Ante ello, Maldonado dijo que México necesita un sistema de protección social y un sistema universal unificado de salud, porque además de ser un derecho prioritario permite el acceso a otros derechos.

"El hecho de que la inclusión laboral formal sea tan limitada en México, y eso dé acceso a un paquete tan moderado de salud y riesgos de vida, nos enfrenta a la necesidad de enfrentar este tipo de choques con una sociedad que está partida, en el que hay una acceso muy limitado a ciertos mecanismos de seguridad social, que tiene fuentes precarias de financiamiento y que tiene un grupo muy importante de personas que están completamente a la intemperie de este tipo de protección y que están ocupadas", señaló.