Economia

Prevén que afecte a México impuesto al carbono

La propuesta de la UE y EU de imponer arancel al carbono es un llamado de atención a México, pues privilegia a los combustibles fósiles

Reforma

Diana Gante/Reforma

miércoles, 28 julio 2021 | 05:53

Ciudad de México.- Las propuestas de la Unión Europea y de Estados Unidos de imponer aranceles fronterizos sobre carbono afectarían a los mercados emergentes como México, que no ha implementado los compromisos hacia la neutralidad.

 Pablo Zárate, especialista de FTI Consulting, explicó que los criterios ambientales globales se están endureciendo desde la perspectiva financiera, con la implementación de aranceles o impuestos, hasta la penal, con la incorporación del ecocidio como un crimen que se puede reconocer y perseguir.

"Es un llamado de atención para México porque las reglas del juego están cambiando y el mundo se está moviendo hacia criterios compartidos cada vez más estrictos, los países que se queden atrás van a pagar precios muy altos de distintas formas, no sólo en el precio de su electricidad sino en su competitividad global.

"Lo que estarían haciendo (Estados Unidos y Unión Europea) es que los países que no tengan estándares tan altos internalicen los costos que se generan para la comunidad internacional en materia de emisiones.

 "Esto significa que los bienes producidos en países que no adopten medidas estrictas van a tener que pagar impuestos más altos al salir al mercado de exportación", advirtió el especialista. 

El pasado 14 de julio, la Unión Europea presentó su propuesta para el primer arancel fronterizo sobre el carbono, que impondría costos de emisión a las importaciones de extranjeras que no están sujetas a los mismos costos asociados a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

Un día después, senadores demócratas de Estados Unidos plantearon la inclusión de un impuesto sobre los productos de importación a países que carecen de políticas contra el cambio climático y reducción de la contaminación por combustibles fósiles.

En México se han impulsado cambios regulatorios para privilegiar la energía de las centrales de CFE que, en su mayoría, utilizan combustibles fósiles, como carbón, combustóleo y diesel para generación eléctrica.

Mientras, en Pemex se impulsa la modernización de las refinerías, y la construcción de Dos Bocas, para que México logre una mayor producción de combustibles, sin importar el daño ecológico que han acusado la diversas organizaciones y asociaciones ambientalistas.

 "Por supuesto que lastima la competitividad también desde la perspectiva de la inversión porque complica los panoramas de las compañías que están adoptando compromisos net-zero hacia 2040-2050.

"Si tu línea de producción, tu cadena de valor depende de países que no están ofreciendo energía limpia pues no se va a poder cumplir con estos estándares y eso se podría traducir en que no se pueda operar ni producir en esos países", señaló Zárate.