Economia

Producen 37% más gasolinas y diésel

Se registró un alza de 29.4% en el petróleo crudo procesado en las seis refinerías que componen el sistema nacional.

Reforma

Reforma

martes, 03 septiembre 2019 | 08:43

Ciudad de México.- En los primeros ocho meses del actual Gobierno federal, la producción de combustibles automotrices (gasolinas y diésel aumentó 37 por ciento, de 266.3 mil barriles diarios en noviembre del 2018 a 365 mil en julio pasado.

Por separado, la producción de gasolinas presentó un avance de 22 por ciento en el periodo, a 216.2 mil barriles diarios en julio, y la de diesel registró un incremento de 68.8 por ciento, a 168.8 mil.

El aumento en la elaboración de dichos petrolíferos está explicado por un alza de 29.4 por ciento en el petróleo crudo procesado en las seis refinerías que componen el sistema nacional.

Así, la utilización de la capacidad total pasó de 33 a 42 por ciento en el periodo de referencia.

Luis Miguel Labardini, socio de la firma Marcos y Asociados, señaló que el alza en el procesamiento y la producción de petrolíferos está relacionada con que algunas refinerías requerían de mantenimientos mínimos.

Alejandro Villalobos Hiriart, especialista en refinación, resaltó que además de que se está enviando más petróleo a las refinerías, el uso de éstas también está cambiando para adaptarse al petróleo enviado.

"Sólo tres refinerías de las seis existentes tienen un proceso de coquización que sirve para que al momento de procesar crudo pesado, que produce más combustóleo y coque, éstos se sigan procesando y se convierta en gasolina, diésel y turbosina", explicó.

De esta manera, debido a que el aumento en el crudo enviado a las refinerías ha sido enteramente del tipo pesado, se ha enviado más a Cadereyta, Madero y Minatitlán, que son capaces de procesarlo mejor.

En contraste, en las refinerías de Tula y Salina Cruz la utilización cayó.

Entre noviembre y julio, el crudo pesado procesado en las refinerías aumentó en 94.4 por ciento, prácticamente se duplicó, al pasar de 168.1 mil barriles diarios a 326.7 mil, mientras que el crudo ligero bajó 2.7 por ciento, de 339.5 mil barriles diarios a 330.3 mil.

"Después de que se rehabiliten las refinerías todavía se tienen que modernizar, para poder tener un mejor rendimiento", expuso Villalobos.

Labardini coincidió en que hacia adelante es necesario reconfigurar las refinerías, sin embargo, resaltó que será de suma importancia no descuidar y darles mantenimiento y reparación adecuados a las que ya fueron modernizadas.

Resaltó la importancia de que la refinación sea económicamente viable, procurando que el costo de producción de los petrolíferos sea menor al valor de venta de los mismos.

De no realizarse la reconfiguración, sostuvo Villalobos, se deberá mejorar el balance de crudo ligero y pesado, a través de importación del primero debido a que en México el tipo liviano es más escaso.

El Gobierno de Enrique Peña Nieto recibió el sistema nacional de refinación en un nivel de utilización de la capacidad del 72 por ciento, que tras seis años cayó al 33 por ciento.

En Estados Unidos hay 138 refinerías, de las cuales 132 están en operación y en mayo pasado utilizaron el 90.6 por ciento de su capacidad, según el último dato disponible de la Agencia de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés).