Economia

Proyectan caída en venta de gasolina

Pese a la movilidad decembrina y aguinaldos

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

martes, 22 diciembre 2020 | 12:32

Chihuahua.- A pesar de un ligero incremento en la demanda de gasolina atribuido a una mayor movilidad social por la temporada decembrina, la derrama de aguinaldos, los expendedores de combustible proyectan cerrar el año con un 10 por ciento menos de ventas que lo registrado el 2019.

Juan de Dios Loya, presidente de la Asociación de Gasolineros de Hidalgo del Parral, estimó ayer y también precisó que las tarifas al usuario final de la gasolina y diésel muestran una tendencia al alza a consecuencia del incremento al precio internacional del barril.

Observó que después de haber gozado durante los primeros meses de la pandemia, por allá de abril y junio de gasolina barata, de hasta 14 pesos el litro, actualmente tiene un precio promedio de unos 17.69 pesos, casi igual que a principios de año y antes de la contingencia sanitaria.

El empresario dijo que la gasolina tuvo en meses anteriores bajos precios, ya que el barril de petróleo se cotizaba ahora arriba de 40 dólares y no aumenta más porque el tipo de cambio se ha mantenido estable.

Según sondeo del portal especializado Petrointelligence.com el precio del litro de la gasolina regular en la ciudad de Chihuahua estaba a 17.45 pesos en pasado 12 de diciembre y para el día 19 se ofreció a 17.69, en ese mismo periodo la Premium pasó de 18.2 a 18.4 y el diésel de 18.6 a 18.9 pesos.

Juan de Dios Loya dijo que las tarifas de los combustibles al usuario final andan ya por el rango de principios de año, antes de la pandemia, con la diferencia de que ahora el gobierno federal no ofrece ningún incentivo fiscal o subsidio para pagar parte del IEPS que se aporta por cada litro.

Observó que a partir de diciembre se notó una mejora en las ventas de gasolina, luego de que en noviembre afectó hasta un 20 por ciento debido a los llamados súper cierres de fin de semana y otras restricciones.

El presente mes por los aguinaldos, la mayor movilidad social y actividad económica se ha mejorado las operaciones en las estaciones de servicio.

Señaló en todo el país se vendía hasta 800 mil barriles diarios de combustible antes de la pandemia y bajo a 700 mil con el Covid, una baja generalizada de entre un 15 a 20 por ciento, aunque hubo regiones del país que reportaron caídas de hasta el 40 por ciento. 

En lo que hace a la región de Chihuahua capital la caída sería más o menos del 10 por ciento y en la zona centro sur se tuvo un 20 por ciento en noviembre y ahora se está recuperando y anda en los niveles de principios de años.

Precisó que en diciembre normalmente sube la venta porque hay circulante y movimiento de la gente, pero en si al año andaría entre un 10 a 15 por ciento abajo el 2020 respecto del 2019.

La expectativa no es nada alegre para el próximo año ya que los efectos de la pandemia continúan.

A eso hay que sumar que viene la situación de los movimientos de gobierno, del alza salarial que afectará a economía de las empresas y no se sabe sobre efectos que tendrá en las inversiones, a las cuales, seguramente afectará.

Planteó que se habla públicamente de la vacuna, que es un aliciente de mejora, pero habría que ver cuántas llegaran a México y si serán suficientes, ya que hasta ahora se dice que compraran 125 mil, una cantidad     que no pinta ni para el sector salud.

Se dice que en enero a febrero van a vacunar a la gente del sector salud, luego los adultos mayores y se habla de cuatro etapas, pero si no hay vacunas, para qué hacer la proyección

Debemos ir con calma, el próximo año no será bueno y hay que estar conscientes de que la economía estará difícil para todos, por lo que hay que ahorrar, no gastar en cosas que no se requieren.

Juan de Dios Loya subrayó que es necesario seguir los protocolos de seguridad, dejar a un lado las reuniones grupales, lugares cerrados y procurar el lavado de mano y sana distancia, todo eso sí se quedará para largo tiempo.

Finalmente dijo que es necesario tratar de no volver a los semáforos rojos como en el centro del país, porque si les cierren la puerta a los negocios, definitivamente muchos de esos morirán.