Economia

Recorta S&P calificación a Aeroméxico

S&P bajó la calificación de Aeroméxico, reflejando la incertidumbre sobre el alcance del impacto negativo del covid-19 en la industria

Reforma

Reforma

viernes, 20 marzo 2020 | 09:43

Ciudad de México.- S&P Global Ratings bajó la calificación crediticia de emisor de Grupo Aeroméxico a "B+" desde "BB-" y la perspectiva se mantiene negativa, reflejando la incertidumbre sobre el alcance del impacto negativo del covid-19 en la industria aeronáutica, y en las operaciones de Aeroméxico. 

La calificadora dijo que el desempeño operativo se mantendrá débil, al considerar que Aeroméxico ya estaba en una posición débil para afrontar estos nuevos desafíos, con condiciones de mercado deprimidas, así como una menor demanda.

Por ello, el apalancamiento de la empresa aumentará significativamente y su liquidez se verá limitada, indicó.

Aunque la empresa se beneficia en parte de precios más bajos del combustible para aviones, esto no será suficiente para mitigar el impacto de la menor demanda.

Destacó que al 29 de febrero de 2020, los pasajeros internacionales habían disminuido alrededor de 11 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que los pasajeros locales habían bajado uno por ciento y su ingreso pasajero kilómetro (RPK, por sus siglas en inglés) había disminuido uno por ciento.

Además, las seis aeronaves B737-8 MAX en tierra están tomando más de lo esperado para volver a dar servicio, lo que afecta el crecimiento de la empresa en asientos por kilómetros ofrecidos, lo que se traduce en una presión adicional en el desempeño operativo y financiero de la empresa.

La calificadora también redujo su nota crediticia de Aerovías de México a "B+" de "BB-".

S&P Global dijo que la caída en el mercado de aviación internacional relacionada con covid-19 afectará los ingresos de Aeroméxico y su generación de flujo de efectivo, lo que derivará en indicadores crediticios más débiles en 2020 con respecto a las expectativas anteriores.

Aunque Aeroméxico está tomando medidas para subsanar el impacto de la reducción en la demanda de transporte aéreo mundial, consideró que es poco probable que pueda mitigar en su totalidad el impacto en el flujo de efectivo por la menor demanda de viajes. Por ello, observamos una creciente probabilidad de que la generación de flujo de efectivo se debilite y el apalancamiento se mantenga elevado en 2020.