Economia

Rompe México marca juguetera

En los primeros 9 meses del 2021, México exportó 636.5 mdd en juguetes, el mayor monto registrado para un periodo comparable

Reforma

Marlen Hernández y Silvia Olvera/Reforma

viernes, 24 diciembre 2021 | 08:52

Ciudad de México.- Durante los primeros nueve meses del año, México exportó al resto del mundo 636.5 millones de dólares en juguetes, 49.3 por ciento más que en el mismo periodo del 2020, e incluso 26.5 por ciento más respecto al 2019, antes de la pandemia.

Además, es el mayor monto registrado para un periodo comparable desde que hay datos disponibles, a partir del 2003, de acuerdo con cifras de la Secretaria de Economía.

El cliente más importante para los juguetes de México fue Estados Unidos, con el 90.8 por ciento del valor de las exportaciones, equivalente a 578 millones 81 mil dólares, y China fue el segundo, con 11 millones 921 mil dólares.

Por tipo de juguete, se exportaron 419 millones 271 mil dólares de juegos o surtidos de construcción, representando el 65.9 por ciento del total.

Otras categorías que destacaron fueron: juguetes inflables, como pelotas, de los cuales México exportó 84 millones 711 mil dólares, el 13.3 por ciento, y triciclos o cochecitos infantiles de pedal o mecánicos, con 37 millones 861 mil dólares o 5.9 por ciento.

Jorge Ramírez, director de adquisiciones de Grupo Lego, expuso que la pandemia impulsó la producción.

En el caso de esa compañía, explicó, el 100 por ciento de lo que fabrican en su planta en Ciénega de Flores va al mercado de exportación, principalmente Estados Unidos, del cual México es el mayor proveedor de los llamados bricks de Lego.

Para atender lo que se compra en el vecino país en estas fechas, lo empiezan a producir desde abril.

"Nuestro primer objetivo es la proveeduría para las ventas que arrancan el Día de Acción de Gracias y después vienen los dos últimos meses, que consideramos como temporada navideña, donde nos encargamos de tener todos los suministros como cajas y otros componentes".

Ramírez explicó que si bien las ventas van al alza, tuvieron un año muy retador, pese a que la mayoría de sus proveedores están en México.

"La escasez de componentes electrónicos fueron de las dos áreas donde estuvimos batallando más... (pues) nos ha impactado en las refacciones para la parte de las líneas de producción.

"(La otra fue) el área de resinas, porque la industria del plástico ha estado reactivándose a nivel mundial, entonces no hay una capacidad ahorita para abastecer toda esa demanda, de ahí que los proveedores de resinas estén limitando el abasto, y pues los componentes electrónicos".

Por ello, para capitalizar esa demanda del exterior, anticiparon sus compras para tener inventarios y estuvieron trabajando con sus proveedores.

"Hablamos con nuestros proveedores para buscar que ellos empezaran a certificar a más proveedores de sus propios insumos, porque muchos tenían un solo proveedor y eso causaba que no hubiera entregas a tiempo, entonces trabajamos en procesos de aprobación rápida para que pudieran tener más opciones de materia prima".

Las exportaciones de Lego incluyen lo que la marca vende en México, porque al tener programa Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (IMMEX) deben de exportar físicamente el producto, que va a su centro de distribución en Dallas y luego regresa al País.

El objetivo fue que los juguetes hechos en México no faltaran en el exterior.