Economia

Salve al planeta: aléjese de las golosinas

¿Quiere aportar su granito de arena por el medio ambiente? Reduzca el consumo de dulces, pasteles, alimentos fritos y carne procesada

Reforma
Reforma

Reforma

sábado, 06 noviembre 2021 | 09:54

Ciudad de México.-  ¿Quiere aportar su granito de arena por el medio ambiente? Reduzca el consumo de dulces, pasteles, alimentos fritos y carne procesada. Según un nuevo estudio publicado este mes, reducir estos alimentos en su dieta no sólo es mejor para su salud, sino también para el planeta, reportó el sitio ScienceDaily.

 Los hogares de Australia consumen más comida chatarra y discrecional que la recomendada por las pautas dietéticas, lo que contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) relacionadas con los alimentos y otros impactos ambientales.

 Sara Forbes, dietista de la Universidad de Australia del Sur, quien dirigió una revisión que examinó 20 estudios sobre los impactos ambientales del consumo de alimentos en el país, señala que los hallazgos resaltan la necesidad de opciones dietéticas más sostenibles.

 Según un informe del Gobierno publicado en el 2020, Australia emitió aproximadamente 510 toneladas métricas de CO2, y las emisiones relacionadas con los alimentos representaron el 14.2 por ciento de este total. El informe encontró que el australiano promedio produce el equivalente a 19.7 kilos de CO2 cada día a través de sus dietas.

 La Guía Alimentaria Australiana (ADG) existente recomienda porciones diarias de alimentos básicos todos los días: frutas y verduras, cereales, carnes magras, pescado, huevos, nueces, semillas, legumbres, leche, queso, yogur y alternativas.

 Se estima que estos alimentos básicos contribuyen con entre el 67 y el 73 por ciento del total de los GEI relacionados con los alimentos en Australia.

 Los alimentos secundarios, o discrecionales, que incluyen bebidas endulzadas con azúcar, alcohol, dulces y carnes procesadas, representan entre el 27 y el 33 por ciento de los GEI relacionados con los alimentos. Si bien el porcentaje es más bajo que las emisiones de alimentos básicos, el hecho de que los australianos consuman grandes cantidades de alimentos evitables ricos en energía y pobres en nutrientes no ayuda al medio ambiente.

 "Los alimentos discrecionales tienen una mayor cantidad de tierras de cultivo, escasez de agua y huella ecológica. La carne también emite gases de efecto invernadero", refiere Forbes.

 "Es hora de que reconozcamos mejor los impactos ambientales del tipo y la cantidad de alimentos que comemos, considerando el planeta y nuestra salud".