Economia

Se rezaga el gasto en infraestructura

Durante los dos primeros años de Gobierno, los recursos destinados a inversión física -que se compone del gasto para obras- no han alcanzado a representar ni 3 puntos del Producto Interno Bruto

Azucena Vásquez y Belén Rodríguez / Agencia Reforma

sábado, 04 septiembre 2021 | 05:00

Ciudad de México– Aún con los grandes proyectos de infraestructura del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la inversión en obra pública se ubica en sus niveles más bajos.

Datos de la Secretaría de Hacienda muestran que durante los dos primeros años de Gobierno, los recursos destinados a inversión física -que se compone del gasto para obras- no han alcanzado a representar ni 3 puntos del Producto Interno Bruto (PIB).

En 2018, cuando entró la actual Administración, la inversión física se ubicó en 2.6 puntos del PIB y la meta planteada por el actual Gobierno era elevar lo destinado a infraestructura en al menos un punto del PIB.

Sin embargo, en 2020 se ubicó en 2.8 puntos y se perfila para cerrar 2021 en un nivel similar, a pesar de la prioridad que se ha dado obras como la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto Felipe Ángeles.

El problema es más añejo, pues ya desde el sexenio pasado, este gasto ya era insuficiente para impulsar el desarrollo del País, con un promedio anual de 3.7 puntos del PIB.

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), consideró que es muy poco probable que en lo que resta del sexenio se destinen más recursos para la infraestructura que requiere el País.

"Creo que el problema principal tiene que ver con pensiones, es que (el gasto en) pensiones ha crecido tanto que se ha comido muchísimo espacio fiscal, del gasto en infraestructura, en salud, en educación", opinó.

Si se desembolsa más, estimó, serán para obras muy específicas como puentes o presas, pero no para un gran programa de infraestructura, por lo que el crecimiento de la inversión en este rubro sería marginal. 

Para los primeros siete meses de 2021, la caída es de 4.7 por ciento respecto al mismo periodo de 2020 y con reducciones en comunicaciones, educación, salud, agua potable y alcantarillado, pero avance en el sector energético.

"La perspectiva nuestra es que la inversión pública se mantenga baja y de nueva cuenta, un componente muy importante va a continuar siendo aquello que está referido al sector petrolero, Pemex y en particular las refinerías", dijo Mauro Leos, director general asociado de Moody's Investors Service en rueda de prensa.

En la primera parte del sexenio, la contribución de la inversión pública en infraestructura ha sido baja y no ha compensado la caída de la inversión privada, señaló. 

Para Villarreal, la situación se complica debido a que Gobierno no quiere incrementar la deuda financiera del País, lo que hace difícil tener recursos adicionales para infraestructura pública.