Economia

Sobresale México en servicios bajo outsourcing

La proporción de empleados dentro del sector de servicios administrativos y de soporte, es del 12.2 por ciento del total de la fuerza laboral, afirma la OCDE

Reforma

Jorge Cano/Reforma

domingo, 15 agosto 2021 | 15:42

Ciudad de México.- En México, la proporción de empleados dentro del sector de servicios administrativos y de soporte, caracterizado por la prevalencia del outsourcing, es del 12.2 por ciento del total de la fuerza laboral, la segunda mayor de las principales economías, afirma la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Dicho porcentaje es más del doble del promedio del 6.3 por ciento de la OCDE.

Algunos empleos dentro de esta categoría son servicios de limpieza, seguridad, empleo temporal, call centers y apoyo de oficina en general.

La proporción de trabajadores en este sector de México es sólo superado por los Países Bajos, con 13.6 por ciento.

Dentro de la organización, Chile destaca por tener la menor proporción con sólo 2.5 por ciento, seguido por Polonia con 2.7 por ciento. Estados Unidos se coloca en la posición 16, con 5.9 por ciento de sus trabajadores en este sector.

Según la OCDE, la proporción de trabajadores en el sector de servicios y soporte dentro de la organización pasó de 3.6 por ciento en 1995, a 4.9 en 2005 y a 6.3 por ciento en 2018, lo que indica una tendencia de mayor subcontratación de personal.

En el caso de México, la proporción aumentó de 10 por ciento en 1995 a 11.4 en 2005 y a 12.2 por ciento en 2018.

Dentro de estos servicios, México se destaca en ser el número uno de la OCDE en su proporción de empleo dentro del subsector de recursos humanos y empleo temporal con el 10 por ciento.

Destaca que en este subsector, el promedio de la OCDE es de tan sólo 2.4 por ciento y que el segundo lugar, los Países Bajos, tiene tan sólo 8 por ciento de su población en este tipo de empleo.

La OCDE señala en su estudio que el uso de outsourcing tiene ventajas en productividad para las empresas, pero desventajas para los trabajadores.

Algunas empresas pueden mejorar su productividad al subcontratar servicios, especialmente cuando son muy pequeñas, para mantener a sus trabajadores, además de ganar flexibilidad ante periodos de volatilidad en la economía.

En Francia, se ha demostrado que un aumento en el gasto de outsourcing incrementa el valor agregado de la empresa en 5 por ciento, refiere la OCDE.

No obstante, los trabajadores en outsourcing suelen tener salarios menores que aquellos contratados directamente por sus empresas, además de perder poder de negociación sindical, lo que reduce las demás prestaciones laborales.

Tras la pandemia de Covid-19, es posible que la tendencia a contratar mediante outsourcing se incremente, explica la OCDE, como ha sucedido en pasadas crisis económicas.

Es probable también que las empresas despidan a trabajadores contratados directamente por la baja en actividad y con la recuperación hayan decidido recontratar utilizando a un tercero.