Economia

Sube 14% el gasto en infraestructura

Es la primera variación positiva en los últimos cuatro años

Reforma
martes, 05 marzo 2019 | 06:25
Archivo/ Reforma

Ciudad de México.- El gasto en infraestructura registró en enero un incremento de 14.4 por ciento frente al mismo mes del año anterior, según cifras de la Secretaría de Hacienda.
Este resultado es la primera variación positiva en los últimos cuatro años, al sumar en el mes 59 mil 198 millones de pesos, 7 mil 435 millones de pesos más que lo gastado en enero del año pasado.
Durante la Administración anterior, los recursos orientados a infraestructura sufrieron fuertes recortes con el objetivo de reducir el gasto total y evitar incrementar la deuda, la cual se había acelerado, con fuerte presión sobre las finanzas públicas.
Al cierre de 2018, la inversión física, que es la línea del gasto que agrupa el gasto en infraestructura y obra pública, fue equivalente a 2.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), uno de los niveles más bajos que se ha registrado.
De acuerdo con Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el resultado durante enero debe tomarse con cautela, ya que aún es muy pronto para conocer si se trata de una tendencia o un avance sostenible.
Además, según explicó, aún no es posible saber hasta qué punto sea representativo de la actual Administración y su nueva orientación del gasto público debido a que podría tratarse de proyectos del sexenio anterior que se van terminando, o bien se desconoce que tanto se trata de nuevo proyecto o más bien de pagos pendientes.

Según han mencionado funcionarios de Hacienda, incrementar el gasto destinado al desarrollo de infraestructura y obra pública es uno de los objetivos de la actual Administración, con el compromiso de elevarla en un punto porcentual del PIB durante este primer año, con lo cual deberá ubicarse en 3.6 puntos al cierre de 2019.
Si bien Villarreal aseguró que es necesario establecer estrategias para incrementar el gasto en este rubro, ya que permite crear condiciones para el desarrollo económico a largo plazo, consideró que la meta es ambiciosa y será difícil de alcanzar debido a que este gasto estará compitiendo por recursos contra otros objetivos del Gobierno, como el gasto social.
"Nosotros dudamos mucho que el 2019 sea un año de inversión sustancial", dijo.
Lograr esta meta, agregó, depende en gran medida del mejor desempeño en la obtención de ingresos.
De acuerdo con el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), en las últimas décadas, el gasto en infraestructura se ha convertido en una de las primeras líneas que se reducen con el objetivo de hacer ajustes fiscales.