Economia

Temor a recesión enciende alerta

Economía local está estrechamente ligada a EU, país donde pronostican el retroceso

Freepik

Iris González / El Diario

martes, 31 mayo 2022 | 05:00

Cierre de empresas y pérdida de empleos son sólo algunos de los efectos que podría dejar en Ciudad Juárez una posible recesión económica en Estados Unidos, coincidieron expertos.

Alejandro Sandoval Murillo, presidente local de la Asociación Mexicana de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), explicó que debido a su vinculación, la localidad se vería afectada con un decremento económico en el vecino país, ya que la mayoría de la Inversión Extranjera Directa (IED) en Juárez es de origen norteamericano, al mismo tiempo que es el principal cliente en cuanto a comercio exterior.

Recordó que durante el 2020, cuando en el país se dio la pérdida de miles de empleos por la pandemia, Ciudad Juárez tuvo un efecto diferente debido a la presencia de la industria maquiladora, sector que siguió en crecimiento aun con los estragos económicos que se vivían en el interior de México.

En las buenas y en las malas

“Una expansión estadounidense nos beneficia, pero si es una recesión, también nos afecta porque es nuestro principal cliente y tenemos un vínculo social también muy fuerte con mucho mexicano que vive en Estados Unidos y que envía remesas”, expresó.

En ese sentido opinó Isaac Leobardo Sánchez Juárez, encargado del Laboratorio de Economía de la UACJ, quien mencionó que esta ciudad está desvinculada de la situación económica del resto del país, pero muy ligada a la de EU, por lo que una recesión allá tendría un fuerte impacto aquí.

En un momento en el que los precios de los productos y servicios registran alzas históricas, dijo que de acuerdo con los pronósticos elaborados por esa casa de estudios, el panorama vendría a complicarse aún más para los juarenses.

Hidrocarburos

En el tema de hidrocarburos, el experto del IMEF destacó que la mayor parte se importa de ese país, lo que tendría implicaciones en los costos tanto de gas como de gasolina.

“No hay cómo negar la posibilidad de que así pase, hay que verificar recesiones como la del 2001, cómo golpeó a Juárez durísimo, y 2009, que además se juntó con la problemática de violencia”, resaltó.

Las perspectivas económicas en Estados Unidos se han deteriorado notablemente, por lo que incluso una desaceleración traería un efecto negativo, dada la interrelación que tiene con su vecino, advirtieron especialistas. 

Por ejemplo, el banco Wells Fargo recién redujo su previsión de crecimiento del PIB estadounidense para el 2022, de 2.2 a 1.5 por ciento, y para el 2023 pasó de proyectar un alza marginal de 0.4 por ciento a ya una contracción de 0.5 por ciento.

Aparte, Goldman Sachs bajó su estimado para el año en curso de Estados Unidos, de 2.6 a 2.4 por ciento, y para el próximo de 2.2 a 1.6 por ciento.

Situación en México

En el caso de México, el FMI redujo de 2.8 por ciento a 2.0 por ciento el crecimiento estimado para el 2022 y de 2.7 a 2.5 por ciento la estimación para el 2023.

Pese a ello, el presidente del IMEF destacó que no se tienen bases para concebir un escenario recesivo en Estados Unidos, ya que se trata de pronósticos que están basados en problemáticas que se viven a nivel mundial.

“Es muy complicado pronosticar que haya una recesión, pero el que se esté planteando un escenario de disminución en las expectativas de materia del PIB no es un problema de Estados Unidos en el origen, sino un asunto derivado de la guerra (entre Rusia y Ucrania) y el Covid”, resaltó Sandoval Murillo.

Mientras que el economista de la UACJ destacó que sólo sería un año lo que dure la recesión en Estados Unidos, pues para finales del 2023 se prevé una mejoría.

“No creo que sea una cuestión permanente, es decir, na va a durar más allá del 2023, sino que en el segundo semestre se corregiría la economía americana y con ello la de Juárez”, resaltó Sánchez Juárez.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx