Economia

Tesla recurrirá a despidos temporales y recortes salariales ante la pandemia

La empresa afirma que la medida es provisional y espera volver a la normalidad, sin embargo la recesión de la economía global puede hacer que la industria de la energía renovable corra más peligro que nunca

Agencias

RT Noticias

miércoles, 08 abril 2020 | 13:12

Ciudad de México.- Este 7 de abril Tesla Inc. comunicó a sus empleados a través de un correo electrónico que despediría temporalmente a los trabajadores que no sean esenciales, y que recortaría sueldo al resto mientras la producción en EU siga parada debido al brote del covid-19, ha informado Reuters, citando un correo electrónico enviado a los empleados estadounidenses.

En Estados Unidos a partir del 13 de abril el salario de los trabajadores se reducirá en un 10 %, mientras que el de los directores un 20 % y la bajada será del 30 % en la remuneración mensual de los vicepresidentes. En principio la medida duraría hasta el final del segundo trimestre. Se prevé que los recortes que se realicen en el extranjero sean comparables.

A finales de marzo la compañía suspendió la producción en dos de sus plantas ubicadas en suelo estadounidense: una de autos en California y otra de paneles solares en Nueva York. 

La carta dirigida a los empleados reza que la reciente decisión forma parte de un esfuerzo más amplio que busca gestionar los costos y alcanzar las metas a largo plazo. Según el documento si no hay ningún cambio significativo la empresa prevé reanudar la actividad normal el 4 de mayo.

Sin embargo se estima que la pandemia del nuevo coronavirus y las medidas relacionadas con esta crisis sanitaria pueden hacer mucho daño a la industria de automóviles eléctricos. La recesión de la economía global ya ha provocado una caída en las ventas del sector automovilístico. 

A esto se suma el hecho de que para hacer frente a la crisis algunos de los mayores consumidores mundiales de autos eléctricos, como China o el propio EU están a punto de relajar o ya han relajado los estándares de emisiones para aliviar la carga de productores de automóviles. Esto podría ayudar a las compañías automotrices convencionales, pero sería un duro golpe para empresas como Tesla.