Economia
Estados Unidos

Tras 70 años, General Motors ya no es la marca más vendida

Te decimos quién ocupa ahora mismo el primer sitio

Agencias

martes, 04 enero 2022 | 17:59

Toyota Motor arrebató a General Motors la corona de ventas en Estados Unidos, birlando un honor que el fabricante de automóviles de Detroit ha mantenido desde que Herbert Hoover era presidente, hace más de 70 años.

Si la explicación de GM es creíble - que su caída de ventas del 43 por ciento en el cuarto trimestre y del 13 por ciento en el año se debe a la escasez de semiconductores - entonces la carrera de ventas del año pasado fue realmente un concurso de la cadena de suministro. El que mejor pudiera engatusar a los productores de chips estirados para obtener más producto, salía ganando.

Navegar por la escasez ha sido una pesadilla para la industria automovilística, y especialmente para los fabricantes de automóviles estadounidenses. Mientras que las ventas de GM cayeron en el año, Toyota, Honda Motor y Nissan Motor registraron ganancias.

Es posible que Toyota no sea el número uno -el lugar que ocupaba GM desde 1931- durante mucho tiempo.

“Lo vemos como algo insostenible”, dijo Jack Hollis, vicepresidente senior de operaciones automotrices de la compañía, sin dar más detalles este martes en una sesión informativa para los periodistas.

GM está de acuerdo. Steve Carlisle, presidente del fabricante de automóviles para Norteamérica, dijo que la empresa aumentará las ventas este año. La mayoría de los principales fabricantes de automóviles informaron de las ventas del cuarto trimestre en Estados Unidos el martes. Se espera que Ford Motor publique sus cifras el miércoles.

El chapuzón en el chip

“Nuestros concesionarios y nuestros equipos de ingeniería, cadena de suministro, fabricación y marca movieron montañas para satisfacer a tantos clientes como sea posible en 2021″ dijo Carlisle en un comunicado. “En 2022, planeamos aprovechar la fortaleza de la economía y la mejora prevista de los suministros de semiconductores para aumentar nuestras ventas y nuestra cuota”.

Para retomar su posición de liderazgo, GM tendrá que volver a algo más cercano a los 2.5 millones de vehículos que la compañía entregó en 2020. Es ciertamente posible. En 2019, antes de que la pandemia de COVID-19 y la escasez de semiconductores golpearan, GM vendió alrededor de 2.9 millones de vehículos.

La cuota de mercado es vital para el objetivo a largo plazo de GM de duplicar los ingresos hasta los 280 mil millones de dólares. Para ello será necesario mantener a los compradores de coches y camiones de gasolina y captar a los nuevos que quieren vehículos eléctricos.

Y a medida que la producción se recupera, GM puede no querer todas las ventas que pueda conseguir. Los fabricantes de automóviles nacionales suelen tener vehículos para 80 días en los concesionarios, mientras que los japoneses sólo disponen de 50 días. Un inventario más reducido permite mejorar los precios y aumentar los beneficios.

Los consumidores pagan hoy precios récord, ya que los fabricantes de automóviles no necesitan rebajas y los concesionarios no tienen que regatear mucho.

“Los productores nacionales funcionarán a 50 o 60 días en lugar de 80, aunque eso signifique una menor cuota de mercado”, afirma Kevin Tynan, analista de Bloomberg Intelligence. “Puede significar que no sean el fabricante de automóviles de mayor volumen, pero serán mucho más saludables desde una perspectiva financiera”.

Para que Toyota se mantenga a la cabeza necesitaría una porción del mercado estadounidense mucho mayor que la que ha tenido hasta ahora. La cuota de Toyota subió al 14.3 por ciento en 2020 desde 14 puntos porcentuales en 2018. GM se situó en el 17.3 por ciento, con pocos cambios respecto al 17.1 anotado en 2018, según Bloomberg Intelligence.

En general, fue un año difícil para la industria y terminó con una nota agria. Los fabricantes de automóviles probablemente vendieron una tasa anual ajustada estacionalmente de alrededor de 12.5 millones de vehículos nuevos en diciembre, un 23 por ciento menos que el año anterior, según el pronóstico promedio de seis investigadores de mercado encuestados por Bloomberg.

Para todo el año, las ventas de automóviles en Estados Unidos probablemente se sitúen en 14.9 millones de vehículos, un 2.5 por ciento más que en los días afectados por el coronavirus de 2020, según Cox Automotive. Los fabricantes de automóviles suelen vender más de 16 millones de vehículos al año.

Persiguiendo el beneficio

La escasez de chips obligó a GM a destinar el suministro a sus vehículos más rentables. Las ventas del cuarto trimestre del Chevy Silverado cayeron más de un 30 por ciento y del GMC Sierra un 21 por ciento, pero un portavoz dijo que la empresa seguía vendiendo más camionetas de tamaño completo que nadie.

Las ventas de Chevy Tahoe y Suburban, GMC Yukon y Cadillac Escalade aumentaron, siendo los modelos más rentables de la compañía.

Los buenos resultados de Toyota en 2021 se vieron favorecidos por las ventas de berlinas como el Corolla y el Camry. El RAV4 siguió siendo el vehículo más vendido del fabricante, aunque sus ventas cayeron un 5 por ciento en el año. Las ventas del Corolla y el Camry aumentaron un 5 y un 6.6 por ciento, respectivamente.

Las ventas de Nissan cayeron un 20 por ciento en el cuarto trimestre, pero aumentaron un 8.7 por ciento en el año. Los pequeños SUV Nissan Rogue y Kicks fueron muy vendidos.

Judy Wheeler, vicepresidenta de ventas de Nissan, dijo que la empresa ha estado trabajando para asignar los escasos semiconductores a los vehículos que más necesita, pero eso no siempre es posible. Comparó el rompecabezas con alinear los colores en un cubo de Rubik.

“Cada mes se ha hecho más fuerte”, dijo. “Nuestro próximo trimestre será mejor en cuanto a producción. Creemos que volveremos a los niveles normales de producción. Puede que no sea la mezcla ideal, pero los niveles de producción serán normales.” (Con información de El Financiero)