Economia

Urge FAO etiquetado frontal de advertencia

La FAO aseguró que el etiquetado en México ha sido ineficaz contra la obesidad, por lo que urgió a implementar etiquetado de advertencia

Reforma

Reforma

lunes, 30 septiembre 2019 | 12:23

Ciudad de México.- El etiquetado frontal de alimentos que México tiene actualmente ha tenido una eficacia prácticamente nula para combatir la epidemia de obesidad y sobrepeso que aqueja al País, dijo la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Este problema de salud está presente en la tercera parte de los niños, niñas y adolescentes, pero también involucra a casi tres cuartas partes de la población de México, y se le tiene que hacer frente a través del etiquetado frontal de advertencia, una las políticas costo-efectivas más recomendadas a nivel internacional, aseguró Lina Pohl, representante de la FAO en México.

En Chile el etiquetado frontal de advertencia se ha convertido en un elemento eficaz, muchas empresas de la industria se han sumado, y desde su aplicación en ese país no ha habido ninguna evidencia de que esto haya tenido repercusiones negativas ni en el empleo ni en la rentabilidad de las empresas, defendió.

Por el contrario, dijo, el etiquetado frontal abre nuevas oportunidades de empleo y significa para miles de agricultores mexicanos una oportunidad para que los productos de alta calidad nutricional sean el pilar de la salud poblacional.

"La evidencia científica nos dice que las causas del sobrepeso y obesidad son múltiples, pero la más importante es el consumo de alimentos y bebidas altamente procesados.

"México es el cuarto país en el mundo con mayor venta anual per cápita de alimentos y bebidas ultraprocesados, la consecuencia de esas dos cosas es: ¡hay que hacer algo!", aseveró Pohl.

Cristian Morales, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de la Salud (OMS) en México, añadió que cuando se instauró en el País el etiquetado actual vigente la mortalidad por diabetes mellitus tipo dos aumentó 9.6 por ciento entre 2014 y 2016.

Además, 104 mil personas se mueren al año de diabetes, 134 mil fallecen de enfermedades isquémicas del corazón y son 148 mil millones de pesos anuales los costos directos e indirectos que se estiman por la diabetes, por lo que es urgente atender este problema y dejar de lado los intereses económicos y comerciales.

Ejemplificó que en Chile el etiquetado frontal ha permitido una disminución de 20 por ciento del consumo de productos que presentan alto contenido de grasas saturadas, azúcar y sodio.

Si México comienza ahora a combatir la obesidad con un etiquetado más claro, refirió, su tasa de disminución de la enfermedad podría empezar a verse reflejada en unos 5 años.