Economia
Fedeco

Urgen subsidios para el precio del Gas

Piden que den descuentos del 30% a casas y pequeños negocios; el llenado de un cilindro de 30 kilos cuesta 627.6 pesos y 941.4 pesos el de 45 kilos

Manuel Quezada / El Diario

domingo, 20 noviembre 2022 | 19:43

Aunque las tarifas del gas licuado de petróleo se ha contenido por debajo de la inflación en este año, el costo de un cilindro de 30 kilos es una pesada carga para el gasto familiar, por lo que urge que el Gobierno Federal otorgue un subsidio de al menos 30 por ciento para casas-hogar y pequeños negocios de subsistencia.

Lo anterior lo señaló ayer Carlos Loya López, asesor del Frente de Consumidores (Fedeco), quien precisó que en el estado de Chihuahua es obligado ambientar los hogares de noviembre a febrero, especialmente por las tardes, y la mayoría recurre al gas LP, ya que el costo de la luz eléctrica es hasta tres veces más cara. Ayer la Comisión Reguladora de Energía (CRE) anunció las tarifas máximas del kilogramo y litro de gas LP, las cuales para la ciudad de Chihuahua quedaron en 20.92 y 11.30 pesos, respectivamente.

Por tal, el llenado de un cilindro de 30 kilos requiere de un desembolso de 627.6 pesos y de 941.4 pesos el de 45 kilos, los dos depósitos de más demanda. Según el tabulador de la Comisión Reguladora de Energía, el precio del kilo de gas aumentó un 6.03 por ciento en lo que va del año, considerando que en la semana del 2 al 8 de enero del 2022, estuvo en 19.73 pesos y el litro a $10.66.

Carlos Loya recordó que hace unos 30 años, el Gobierno federal apoyaba con un subsidio del 30 por ciento a la tarifa de petróleo, el combustible que ocupaba la mayoría de los hogares y hasta negocios para ambientarse durante la temporada invernal. Indicó que luego de que sacó el diáfano del mercado y lo sustituyó por el llamado gasóleo, ese producto no tuvo la aceptación en Chihuahua ya que dadas su características era más pesado, no emitía el mismo calor y hasta era tóxico y representaba riesgo de intoxicación.

Apuntó que ante eso, el combustible que se perfiló como sustituto del petróleo fue el gas LP, sea por necesidad o porque no se tenía otra opción. Carlos Loya dijo que dadas las bajas temperaturas que se registra en promedio en Chihuahua durante la temporada invernal se requiere calentar los hogares y durante muchos años el Gobierno federal otorgaba un subsidio para apoyar el gasto familiar. Sin embargo, cuando ya se ocupó prioritariamente el gas LP, el Gobierno federal dejó de apoyar a las familias chihuahuenses.

Hace 30 años aún sin el subsidio, una familia podía, aunque con mucho esfuerzo, comprar el petróleo que requería, pero ahora esto ya no es así, la mayoría de las familias no está en condiciones de adquirir todo el gas que requiere para calentar su casa.

Recordó que los materiales con los que tradicionalmente se construyen las viviendas en Chihuahua, son block que no tienen nada de termicidad, por lo que las viviendas son muy frías en inverno y muy calurosas en verano.

El asesor de Fedeco indicó que estiman que una familia requiere de al menos dos cilindros de 30 kilos al mes para poder ambientar su hogar, ocupando el gas soólo seis horas diarias por la tardenoche. Carlos Loya dijo que el subsidio que pueda otorgar ahora el Gobierno federal puede ser selectivo, ya que si se hace de manera discriminada, los más beneficiados serán los industriales o las familias económicamente más acomodadas. Indicó que el Gobierno federal tiene ahora una serie de padrones de familias de escasos recursos, que pudieran ser susceptibles de recibir el apoyo para la compra de gas licuado de petróleo.

Finalmente, apuntó que eso sí se puede hacer, y es cuestión de voluntad política, y también pudiera considerarse aquellos pequeños negocios de subsistencia de las familias, entre los beneficiarios de un subsidio al gas licuado de petróleo.

mquezada@diarioch.com.mx