Economia

Va Conasami por unificación de salarios

Proyectan un mínimo de 214.07 pesos para el 2024

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Manuel Quezada/ El Diario

domingo, 06 diciembre 2020 | 21:10

Chihuahua.- La Comisión Nacional del Salario Mínimo (Conasami) proyecta establecer de nuevo un solo sueldo mínimo en el país hacia el 2024, el cual sería de 214.07 pesos, informó ayer el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México, Jorge Doroteo Zapata García.

El líder sindical dijo que con ese fin se tendrá que ir acortando la brecha salarial que tiene ahora establecida la Comisión Nacional de Salarios Mínimos a través de menores aumentos porcentuales en la zona fronteriza y mayores en el resto del país.

Detalló que para cumplir con ese objetivo, el sector obrero propuso un incremento al salario mínimo del 14 por ciento para pasar de 123.22 pesos a 141.47 pesos en las zonas no fronterizas, así como un 3.6 en la frontera, para pasar de 185.56 a 192.31 pesos diarios.

Zapata García dijo que siguen las negociaciones entre los sectores representados en la Conasami a fin de poder llegar a un acuerdo sobre el incremento a los salarios mínimos para el 2021.

El secretario general de la CTM indicó que la Conasami está reunida en sesión permanente para analizar indicadores como el Índice de Precios al Consumidor, el deterioro del salario y pérdida del poder adquisitivo, así como el nivel de vida de los mexicanos, entre otros indicadores a fin de definir el incremento.

Consideró que en la negociación de este año se tendrá que tomar muy en cuenta la preservación de las fuentes de empleo, ya que a causa de la pandemia hay muchas empresas que no están en condición de afrontar altos incrementos salariales.

Jorge Doroteo Zapata indicó que de cualquier forma el salario mínimo que rige ahora en México y aun cuando llegue a los 141.47 pesos diarios, resultaría aún insuficiente para atender las necesidades de las familias en México.

Planteó que hay aumento permanente a la canasta básica y no alimentaria en México y el poder adquisitivo salarial se ha mermado en forma importante.

Zapata García indicó que las empresas han tenido que enfrentar diversos mecanismos adicionales para poder trabajar en el marco de la pandemia y atender las medidas de prevención, que no tenían previsto.

Dijo que han tenido que comprar insumos como gel, mascarillas, caretas, sistemas de sanitización, separar las áreas de trabajo y hasta contratar servicios adicionales de transporte para su personal, entre otros, además de poder disponer de menos personal y seguir pagándoles.

Asimismo, algunos han dejado de trabajar porque están en el grado de vulnerables, pero no se les puede despedir.

Todos estos gastos no estaban previstos y ahora lleva a la negociación salarial en términos menores.

Indicó que la situación laboral ahora es especial, si también se toma en cuenta que hay negocios que aún permanecen cerrados a causa de las restricciones de la pandemia.

Finalmente dijo que se tendrá entonces que llegar a negociaciones de incremento salarial menor, especialmente en el tema contractual, donde ahora lo importante será seguir manteniendo vivas las fuentes de empleo, dado que no se sabe cuánto más durará esta pandemia y sus efectos.