Economia

Va economía mexicana contra corriente: SE

La funcionaria comentó que en una época de economías cerradas, México busca abrir más su comercio

Reforma

miércoles, 08 enero 2020 | 20:38

 Cd. de México.- Con guerras comerciales en el mundo y conflictos geopolíticos, la economía mexicana va contra corriente, señaló Graciela Márquez, titular de la Secretaría de Economía.

  La funcionaria comentó que en una época de economías cerradas, México busca abrir más su comercio.

  "Es un momento peculiar para la economía mexicana, porque vamos contra corriente. En tiempos del Brexit, estamos cerrando el tratado de modernización con Europa, en tiempos de proteccionismo estamos ratificando el T-MEC, en tiempos de cierres de mercados estamos participando en el área Asia-Pacífico con el TPP", dijo la funcionaria en el marco de una reunión organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

  José Ángel Gurría, titular de la OCDE, coincidió en que la economía mexicana tiene un panorama complicado, que incluso se complica cada día más, por cuestiones ajenas a factores económicos.

  Aclaró que si bien la OCDE hace un año estimaba un crecimiento para México de casi 4 por ciento y se ha recortado hasta 0.2 por ciento, dicho pronóstico se hizo previo al escenario de crisis global de la actualidad.

  "Estamos hablando de cosas que están amenazando y se pueden poner peor", dijo.

  Gurría señaló que el crecimiento proyectado para 2019 podría incluso ser una tasa menor por el contexto global, pero en realidad es insuficiente para las necesidades del País.

  "Un 0.2 por ciento de crecimiento, que creemos será el resultado final que dará el Inegi en febrero, no importa si es 0.2 por ciento o cero negativo, el hecho es que estamos muy por debajo del potencial, también del nivel al que deberíamos estar creciendo", dijo ante miembros del CCE.

La titular de la SE consideró que pese a que se perfila inversión pública resultará insuficiente, por lo que es necesario atraer inversión privada, en especial, la extranjera, aprovechando el potencial mexicano de avanzar aun con condiciones en contra y la posición geográfica.

  "El hecho de estar en América del Norte es una ventaja. América del Norte es un gran mercado, es una región muy dinámica y no va a dejar de serlo a pesar de lo que ocurra con los crecimientos espectaculares o no en otras regiones del planeta.

  "Pero esto tiene retos, un menor crecimiento en EU en 2020 puede generarnos problemas de crecimiento, que hay que resolver con inversión nacional y extranjera", señaló.

  En tanto, Gurría consideró que hay retos en el País como el combate a la pobreza y la desigualdad, pero otro de los más relevantes es capacitar a los trabajadores en nuevas tecnologías.

  "La mitad de fuerza de trabajo de México no está preparada para tomar parte de un proceso altamente tecnologizada, en algunos casos no está ni familiarizada con la computadora", sentenció.

  Ambos expositores coincidieron en que el actual panorama impacta más a las economías abiertas que a las cerradas, pero no por ello se debe frenar la apertura del libre comercio.

 Es incertidumbre mayor reto por conflicto EU-Irán

  Para México, el principal reto por el conflicto entre Irán y EU es la incertidumbre que causa a nivel global.

  Gurría dijo que indicadores como el precio del barril de petróleo, la Bolsa de Valores o el dólar no deben ser indicadores para perfilar perspectivas a largo plazo en política económica, Sin embargo hay un impacto por la incertidumbre generada.

  "El gran problema que tenemos hoy y que está generando la baja de la actividad económica internacional es la incertidumbre y México es un país al que las cosas internacionales le afectan mucho, porqué es un país abierto", dijo.

  Márquez señaló que si bien, hay un impacto directo sobre los precios del petróleo, la generación de incertidumbre sobre los inversionistas globales es un efecto colateral para el país, por lo que se deben aprovechar las ventajas geográficas de México.

  Gurría insistió que ante el bajo control sobre factores exógenos, se deben fortalecer las políticas internas.