Economia

Van Canadá y México en disputa con EU por regla de origen

Canadá planea unirse a México en solicitud de un panel para resolver disputa con EU sobre cómo interpretar las reglas de origen en autos

Reforma

Reforma

jueves, 23 diciembre 2021 | 13:51

Ciudad de México.- Canadá planea unirse formalmente a México en la solicitud de un panel de arbitraje para resolver una disputa con Estados Unidos sobre cómo interpretar las reglas que rigen el origen de las partes de los vehículos.

 Los dos países esperan solicitar en los primeros días de enero la creación de un tribunal de expertos para que se pronuncie sobre el asunto, tal como lo permite el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá, conocido como T-MEC, según tres personas familiarizadas con los planes. 

Las personas hablaron bajo condición de anonimato porque no están autorizadas a referirse públicamente al tema.

 La oficina de la ministra de Comercio de Canadá, Mary Ng, no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios.

 El panel se encargará de decidir si la aplicación estadounidense de las normas de contenido, conocidas como reglas de origen, es incompatible con el pacto comercial. Los expertos definirán las medidas que deben adoptarse en caso de que se detecte una infracción.

 Canadá y México pueden solicitar la formación de un panel de tres o cinco miembros elegidos de un lista de expertos legales y comerciales previamente acordados en el T-MEC. El proceso del panel finalizaría a principios de julio de 2022, de acuerdo con los plazos establecidos en el acuerdo comercial, según un informe de agosto de abogados del bufete White & Case.

 El panel es el siguiente paso permitido bajo el mecanismo de resolución de disputas del acuerdo comercial, después de que las discusiones entre México y Estados Unidos no lograran resolver el desacuerdo.

 También representaría una escalada para Canadá, que ha dicho que sólo había estado monitoreando las conversaciones entre sus dos socios comerciales como una tercera parte interesada.

 Pero el Primer Ministro Justin Trudeau, quien fue reelegido con un Gobierno de minoría en septiembre, se ha enfrentado a la presión de los líderes empresariales, en particular de la industria automotriz del país, para ser más agresivo contra lo que los canadienses ven como un creciente proteccionismo comercial estadounidense.

 En las últimas semanas, Canadá y Estados Unidos se han enfrentado por el impulso del Presidente Joe Biden de otorgar rebajas de aranceles adicionales a los vehículos eléctricos fabricados por trabajadores estadounidenses sindicalizados.

 Por su parte, Estados Unidos se opuso a la propuesta canadiense de imponer gravámenes a los gigantes tecnológicos con sede en dicho país. El aumento de los aranceles estadounidenses sobre la madera blanda y la interrupción de los envíos de patatas desde el Atlántico canadiense también están causando fricciones.

 El Gobierno de Canadá anunció el martes que impugnará los aranceles estadounidenses sobre la madera blanda canadiense a través del mecanismo de resolución de disputas del T-MEC.

La semana pasada, Trudeau dio instrucciones a sus principales ministros de Economía para que adopten posiciones más duras en cuestiones comerciales en medio de las crecientes disputas con Estados Unidos.

 El conflicto automotriz se centra en las diferencias sobre cómo calcular el porcentaje de un vehículo que proviene colectivamente de los tres países.

 Tanto México como Canadá creen que el acuerdo comercial estipula que se deben considerar más piezas producidas en la región para enviarse libre de aranceles de las que Estados Unidos quiere permitir.

 Los vehículos motorizados son el principal producto manufacturado comercializado entre los tres países.