Economia

Venden barata la energía renovable

Cuesta menos en México luz limpia que en Estados Unidos

Reforma

Marlen Hernández / Reforma

jueves, 21 mayo 2020 | 09:03

Monterrey— El costo promedio que ha gozado la CFE por la energía renovable que le venden privados que participaron en las subastas eléctricas ha sido hasta un 37 por ciento menor que el de Estados Unidos.

Un análisis realizado por el banco estadounidense de inversiones Morgan Stanley refiere que las tres subastas organizadas por la Secretaría de Energía de México arrojó un costo nivelado de energía para proyectos renovables de 33 dólares por megawatt-hora (MWh) en promedio.

"Esos contratos generalmente tienen un precio mucho más bajo que los contratos de combustibles fósiles o los costos de producción, lo que los hace más atractivos", refiere el documento.

En Estados Unidos, el costo actual neto promedio de generación de electricidad con renovables es de 52 dólares por MWh, sin subsidios gubernamentales, y de 35 a 40 dólares, con subsidios.

Sin embargo, la gran industria en México enfrenta costos de electricidad por parte de la CFE un 20 por ciento superiores a los de sus contrapartes en Estados Unidos y en el caso de las empresas medianas el sobrecosto es equivalente a un 40 por ciento, según datos compilados por el Consejo Coordinador Empresarial, de la Administración de Información de Energía de la Unión Americana, del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y de la Comisión Reguladora de Energía.

Lo anterior, debido a la combinación de centrales de la CFE menos eficientes de otras tecnologías y de la aún baja penetración de las energías renovables.

Morgan Stanley apunta que un problema que está enfrentando la CFE es que los que eran antes de la Reforma Energética sus clientes cautivos últimamente han tenido acceso a energía más barata precisamente gracias a las energías renovables.

"Los ingresos de los servicios públicos para CFE han disminuido constantemente como resultado de la aparición de autogeneradores en el mercado", resalta el análisis del banco de inversión.

"Y las ventas de CFE en los segmentos industriales, de servicios y comerciales han sido las que más han sufrido y han impulsado la intención de la nueva administración de convertirse en una compañía generadora de energía en sí misma, en lugar de comprar energía de terceros".

La Comisión Federal de Competencia consideró que la decisión del Cenace de excluir de forma indefinida a las nuevas centrales privadas de energía renovable representa una barrera de entrada para los oferentes y reduce las opciones de suministro.

"Esta reducción de oferta, vía el retraso de entrada de nuevas centrales generadoras, fortalece artificialmente el poder de mercado de los generadores que ya operan en el mercado, principalmente a la CFE", resaltó el organismo autónomo.

Es decir, que la CFE estaría dispuesta a renunciar a los menores costos que implican las energías renovables con el fin de mantener a sus clientes, a costa del usuario y de las finanzas públicas.