Economia

Volaris niega compensación ante cancelación de vuelos

Volaris negó compensar a pasajeros afectados por la cancelación de vuelos en AICM, mismos que han gastado hasta $25,000 por los imprevistos

Agencia Reforma

Saraí Cervantes/Agencia Reforma

martes, 08 noviembre 2022 | 12:23

Ciudad de México.- Los pasajeros afectados por la cancelación de vuelos de Volaris en la semana pasada se han visto obligados a realizar desembolsos no planeados en su viaje, principalmente para la compra de alimentos, transportación y hospedaje, pues la aerolínea no quiso compensarlos.

Desde el pasado 31 de octubre, la línea aérea ha registrado cancelaciones en sus vuelos debido a la reducción del 15 por ciento en los horarios de invierno de aterrizajes y despegues en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). 

De acuerdo con datos de la página web del AICM, del 1 al 8 de noviembre Volaris ha cancelado aproximadamente 218 vuelos desde y hacia el aeropuerto capitalino, a destinos como Cancún, Puerto Vallarta, Monterrey, entre otros.

Tan sólo el día de ayer, de 182 vuelos que la compañía tenía programados, al menos 33 fueron cancelados, 19 de salida y 14 de llegada. Este martes sumó 10 más.

El usuario Isidoro García Islas fue uno de los afectados por los vuelos cancelados de Volaris, junto con su esposa y sus dos hijos menores de edad.

En entrevista, el pasajero explicó que el pasado 5 de noviembre él y su familia tenían programado salir del Aeropuerto de Cancún a las 15:00 horas en el vuelo Y4-865 con destino al AICM. Sin embargo, al querer imprimir su código QR de sus pases de abordar se dieron cuenta que el vuelo estaba cancelado y tuvieron que hablar al call center de la compañía.

García Islas detalló que Volaris le ofreció salir del aeródromo de Cancún en otro vuelo con escala en Monterrey y con salida a las 19:00 horas del mismo sábado 5 de noviembre, o bien a las 3:00 horas del domingo 6 de noviembre

"Escogimos regresarnos en el vuelo del sábado, pero al preguntarle a la aerolínea sobre cómo me ayudaría para esperar más de 12 horas a que saliera mi vuelo me dijo que no podría hacer nada por nosotros, que tenía que levantar mi queja en el AICM", dijo.

Detalló que su reservación en el hotel que se hospedo concluyó el sábado 5 de noviembre a las 11:00 horas y que tuvo que esperar desde esa hora y hasta las 3.00 horas del domingo con su familia en el aeropuerto.

"La aerolínea nos dejó varados, y prácticamente los de atención al cliente nos comentaron que no podían hacer nada. Esperar ese tiempo nos implicó gastos que no teníamos contemplados. Hicimos un desembolso adicional por más de 2 mil pesos", sentenció.

Ricardo Méndez fue otro de los pasajeros afectados, a quién también la aerolínea le canceló su vuelo con número 703, el cual tenía programado para el 5 de noviembre a las 9:50 horas con destino a la Capital del País.

"En mi caso fuimos ocho personas afectadas, entre ellas una persona de la tercera edad y dos menores. Nos dieron la opción de volar en el avión que salía a las 3:00 horas del 5 de noviembre o regresar en un vuelo para el 8 de noviembre", comentó en entrevista.

Aunque su familia eligió regresar en el vuelo de las 3:00 horas del 5 de noviembre, indicó que no pudieron hacerlo aunque en atención a clientes ya habían hecho el cambio de su vuelo.

"No sabemos si fue un error en su sistema porque en la aplicación móvil no se registró jamás el cambio, o bien la persona que nos atendió en el call center nos dijo que ya había quedado para no conflictuarse y tener una buena calificación en la llamada", expuso.

Por esa razón, Ricardo y su familia tuvieron que desembolsar alrededor de 25 mil pesos adicionales en su viaje, en hospedaje, comidas y trasporte aéreo.

"Tuvimos que comprar otros boletos de avión porque no podíamos regresar hasta el 8 de noviembre que nos dio como alternativa Volaris, pues el lunes teníamos que presentarnos al trabajo y a nuestras actividades", enfatizó.

Agregó que Volaris en ningún momento les ofreció o les hizo mención de alguna política de compensación. Lo que sí le mencionaron es que la reducción de vuelos en el AICM era ajena a ellos.

De acuerdo con los derechos y obligaciones de los pasajeros del servicio público de transporte aéreo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), si un vuelo se demora más de cuatro horas o se cancela y la aerolínea es responsable, los pasajeros tienen derecho a:

* Opción de elegir el reintegro del precio del boleto o la parte no realizada del viaje.

* Una indemnización no inferior al 25 por ciento del precio del boleto o de la parte no realizada del viaje.

* A transporte sustituto en el primer vuelo disponible, alimentos, en su caso alojamiento y transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto.