El Paso

Amenazan a escuelas de El Paso y Odessa: FBI

Recuerda agencia que amagos, incluyendo por redes sociales, constituyen un delito federal

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

viernes, 24 septiembre 2021 | 05:00

A raíz de los trágicos tiroteos fatales en Santa Fe High School en Texas y Marjory Stoneman Douglas High School en Florida, así como el ocurrido en esta comunidad el 3 de agosto de 2019, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en El Paso advirtió a la comunidad estar atenta ante las amenazas propiciadas en redes sociales.

 De acuerdo con Jeanette Harper, portavoz del FBI del Sector El Paso, en los últimos meses, el FBI y las fuerzas del orden de todo el país han investigado una serie de amenazas falsas de violencia dirigida contra escuelas y otros lugares públicos.

 “Todos lo hemos visto en esta comunidad, especialmente hace unos años, con las amenazas hacia Walmart. Hace tres semanas ocurrieron amenazas hacia algunas de nuestras escuelas locales aquí en El Paso y en el área de Odessa”, dijo Harper.

 “Se necesita la ayuda de toda la comunidad y los recursos de las fuerzas del orden público para abordar este tema. Las amenazas no son una broma, muchas personas las publican allí y luego, cuando son entrevistadas por la Policía, dicen que sólo era un pensamiento, era sólo una broma”, agregó.

 Harper explicó que emitir una amenaza, incluso a través de las redes sociales, por mensaje de texto o por correo electrónico, es un delito federal.

 “Aquellos que publican o envían estas amenazas pueden recibir hasta cinco años en una prisión federal, o pueden enfrentar cargos estatales o locales”, comentó.

 “Con un comentario irreflexivo en las redes sociales, los jóvenes corren el riesgo de comenzar su vida adulta en prisión y ser etiquetados para siempre como delincuentes”, añadió.

 El FBI asegura que las amenazas falsas perturban a las escuelas, desperdician recursos limitados de las fuerzas del orden y ponen a los primeros en responder en un peligro innecesario.

 “Además de las consecuencias para las personas que emiten amenazas, también existe un costo social significativo. Los organismos encargados de hacer cumplir la ley tienen recursos limitados y responder a las amenazas falsas desvía a los oficiales y les cuesta a los contribuyentes. Las amenazas también pueden causar una gran angustia emocional a los estudiantes, al personal escolar y a los padres”, se lee en una declaración del FBI.

 Mucho ojo…

 Los consejos de la agencia federal:

 -Nunca publique ni envíe amenazas falsas en línea.

 -Si es el objetivo de una amenaza en línea, avise a las autoridades locales de inmediato.

 -Si ve una amenaza de violencia publicada en las redes sociales, comuníquese de inmediato con la Policía local o con la oficina local del FBI. Los miembros del público siempre pueden enviar una pista al FBI en tips.fbi.gov.

 -Notifique a las autoridades, pero no comparta ni reenvíe la amenaza hasta que la Policía haya tenido la oportunidad de investigar; esto puede difundir información errónea y causar pánico.

 -Si usted es un padre o un familiar, sepa que algunos jóvenes publican estas amenazas en línea como un grito de atención o como una forma de vengarse o ejercer el control. Hable con su hijo sobre la salida adecuada para su estrés u otras emociones, y explíquele la importancia del uso responsable de las redes sociales y las consecuencias de publicar amenazas falsas.