El Paso

Ante calor, temen paseños apagones

Impactan cambio climático y altas temperaturas en la red eléctrica regional

Cortesía / Llaman a cuidar el gasto de energía

El Paso Matters

domingo, 20 junio 2021 | 07:01

A medida que El Paso experimenta una ola de calor a largo plazo con temperaturas que superan los 100 grados (37.8 centígrados) durante una sequía extrema, aumentan las preocupaciones sobre si el Oeste de Texas y partes de Nuevo México podrían quedarse sin electricidad por cortos lapsos de tiempo.

Los condados de El Paso y Hudspeth se salvaron de apagones mortales luego de la falla de casi toda la red durante el congelamiento invernal de febrero de este año, en parte porque operan en Western Interconnection, una red separada de la del administrador sin fines de lucro Electric Reliability Council of Texas (ERCOT), que suministra energía a la mayoría del estado, con la notable excepción de El Paso.

Pero decenas de miles de clientes aquí ya han experimentado cortes de energía a corto plazo este mes.

El Paso Electric (EPE) dijo que desde el 9 de junio hasta la medianoche del 13 de junio, 33 mil 344 cuentas, lo que puede significar hogares y clientes comerciales, se quedaron sin electricidad en 150 cortes en Texas y Nuevo México. Eso es aproximadamente el 7 por ciento de las 437 mil cuentas de El Paso Electric en ambos estados.

El lunes, ERCOT instó a los clientes a reducir el uso de energía elevando los termostatos o no haciendo funcionar los electrodomésticos por las tardes para mantener el equilibrio del suministro de energía y la demanda que la red necesita para funcionar.

Javier Camacho, portavoz de El Paso Electric, dijo que la empresa, aunque enfrenta desafíos similares para equilibrar la oferta y la demanda, no está bajo la misma presión que ERCOT.

“En este momento, no anticipamos el mismo problema. Por supuesto, siempre alentamos a nuestros clientes a ahorrar energía en la medida de lo posible para que puedan ayudar a ahorrar en su factura y ayudar a reducir la tensión en la red durante los picos de demanda del día”, dijo Camacho. “Si esta circunstancia cambiara, notificaríamos a nuestros clientes mediante un anuncio formal”.

Steve Buraczyk, vicepresidente senior de Operaciones de EPE, dijo que partes de Las Cruces se quedaron sin electricidad en las primeras horas de la mañana del domingo y que la duración promedio de los apagones fue de tres horas. Pero dijo que eso podría significar perder energía durante cuatro horas en un caso y 30 minutos en otro.

“Simplemente enfatiza aún más la necesidad y obligación que tenemos de asegurarnos de mantener las luces de nuestros clientes encendidas, porque uno mira cuál es la alternativa”, dijo Buraczyk. “Apagones donde hay apagones continuos, y la gente pasa días sin electricidad”.

Camacho atribuyó los cortes a varias razones.

“Algunos se deben a transformadores sobrecalentados, accidentes de vehículos, mylar, esos globos de aluminio”, dijo. “Hay varias razones que han causado estos cortes en nuestra área de servicio”.

Camacho dijo que hubo cuatro accidentes en los que vehículos chocaron con equipos durante ese período. Parte del sobrecalentamiento puede ser una combinación de la demanda de electricidad, particularmente con aire refrigerado, y las altas temperaturas, agregó.

“Con períodos prolongados de clima de tres dígitos, el tiempo de enfriamiento del transformador disminuye ya que está encendido todo el tiempo y es posible que no se enfríe durante la noche”, dijo Camacho.

Los transformadores están diseñados para apagarse cuando se sobrecalientan para evitar daños adicionales a la red y para limitar las áreas donde se pierde energía, dijo Camacho.

Con temperaturas más altas relacionadas con el cambio climático causado por los humanos, existe una mayor posibilidad de olas de calor en los Estados Unidos, incluida la que actualmente afecta al Occidente.

Verano caluroso en la ciudad

En la ciudad, el “efecto isla de calor”, donde el concreto y el asfalto atrapan el calor de la ciudad, puede aumentar las temperaturas diurnas entre 1 y 7 grados en comparación con las áreas periféricas. Algunas de las partes más calientes de El Paso incluyen el corredor I-10, el triángulo Noreste y el lado del lejano Este de la ciudad.

De 2014 a 2019, 19 personas murieron en El Paso por exposición al calor, y la semana pasada una persona que intentaba cruzar la frontera murió cerca de una escuela de Sunland Park por exposición al calor, según la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (USBP).

Héctor Crespo, meteorólogo de la Oficina del Servicio Meteorológico Nacional de El Paso, dijo que es común tener temperaturas superiores a los 100 grados en junio, por lo general la época más calurosa del año en la región antes de la temporada de monzones.

“Por lo general, son algunas semanas durante el verano en las que tenemos estas olas de calor y no podemos tener más de una”, dijo Crespo.

Se espera que el pronóstico de esta semana sea en El Paso 100 grados o más, y posiblemente más de 105 este fin de semana. La posibilidad de alivio de la lluvia es mínima, con un 10 por ciento de probabilidad de posibles tormentas eléctricas este fin de semana.

En los últimos años, el número de días por encima de los 100 grados en El Paso ha aumentado drásticamente. En 2020, Crespo dijo que 57 días registraron temperaturas de tres dígitos. Tanto 2019 como 2018 tuvieron una cantidad similar de 47 y 46 respectivamente. En 2017, sólo hubo 23 días en los que las temperaturas alcanzaron los 100 o más.

“En los años anteriores a eso, la cantidad de días de 100 grados o más oscila entre 20 y 30”, dijo Crespo.

Crespo dijo que esas altas temperaturas, por encima de la temperatura promedio de las personas, ponen a las personas vulnerables en riesgo de enfermedad y muerte.

“Una vez que llegamos a los 100 grados, y las temperaturas por encima de eso, es más fácil para las personas sentir el impacto del calor y sufrir un golpe de calor y otras enfermedades relacionadas”, dijo.

Crespo dijo que la primavera de 2021 fue más fría en comparación con 2020, lo que dijo que es un buen augurio para menos días de tres dígitos.

“El año pasado fue realmente malo. Pero espero que este año sea mejor”, dijo. 

(Danielle Prokop/El Paso Matters)