El Paso

Antes de morir, niño confiesa que su madre lo apuñaló

La mujer se infringió a sí misma heridas de arma blanca; hechos ocurrieron en Hobbs, NM

Staff
El Diario de El Paso

miércoles, 13 julio 2022 | 14:41

Hobbs, NM— Antes de morir, un niño de 11 años acusó a su madre de haberlo apuñalado, causándole las heridas que le quitaron la vida. La sospechosa luego se infringió a sí misma heridas con arma blanca.

Ahora Mary Johnson, de 49 años, enfrenta cargos por el asesinato en primer grado de Bruce Johnson Jr., en hechos ocurridos durante las primeras horas del domingo en su vivienda ubicada en la cuadra 3900 de la calle Dal Paso, en Hobbs.

De acuerdo con informes del Sheriff del Condado de Lea, los agentes acudieron a esa dirección poco después de la 1 am, luego que Bruce Johnson Sr. –padre del menor– notificara al 911 que estaba dormido cuando escuchó unos gritos.

Fue entonces que entró a la habitación de su hijo y lo encontró con heridas de arma blanca sobre la cama. Cuando estaba a punto de llamar al 911 descubrió que Mary también había sido apuñalada, pero se encontraba en otro cuarto.

Personal de Rescate de los Bomberos de Hobbs acudieron a la vivienda y transportaron a Bruce Jr. y a Mary al Hospital Covenant de Hobbs. Posteriormente la mujer fue estabilizada y llevada a un centro médico de Lubbock, Texas.

Al llegar al hospital, Bruce Jr. todavía estaba consciente y logró declarar a los detectives que había sido apuñalado por su madre. Posteriormente falleció a consecuencia de sus lesiones a las 4:19 am.

El cadáver del niño fue enviado a Albuquerque, donde el Médico Forense determinó que había sido apuñalado en múltiples ocasiones.

La investigación reveló que Bruce padre se había mudado a Hobbs procedente de Oklahoma abandonando a Mary, quien tenía antecedentes de haber abusado del menor. La intención de Bruce Sr. era solicitar el divorcio por el abuso infantil y episodios de violencia intrafamiliar hacia su propia persona.

El padre señaló que Mary no había visto a su hijo en 40 días, por lo cual le rogó vivir con ambos en Hobbs mientras procedían los trámites de la separación.

Aunque no hubo reportes de abuso o negligencia contra la sospechosa durante su estancia en Nuevo México, en Oklahoma sí existen dos incidentes registrados.

Agentes del orden continúan la investigación.