El Paso

Ataque a migrantes, ‘sumamente alarmante’

Voces en Estados Unidos y México cuestionan la reacción de la Patrulla Fronteriza, que les disparó proyectiles de goma y gas pimienta

Fernando Méndez/El Diario / El grupo huye en desbandada

Hérika Martínez/Jaime Torres/El Diario

miércoles, 02 noviembre 2022 | 05:00

Imágenes que muestran a agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (USBP) disparando balas de goma y gas pimienta a migrantes en los límites de Juárez y El Paso causaron indignación entre activistas y defensores de los derechos humanos, así como el Gobierno de México, que exige respuestas.

Jonathan Blazer, director de estrategias fronterizas en la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), dijo que el video del incidente es “sumamente alarmante”.

“Las personas que solicitan asilo en suelo estadounidense deberían ser evaluadas para recibir protección, no rechazadas, especialmente con el uso de fuerza”, señaló Blazer.

De acuerdo con estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), sus agentes usaron fuerza “menos letal” –como garrotes, pistolas de electrochoques y aerosol pimienta– 338 veces en el año fiscal concluido el 30 de septiembre.

Roberto Velasco, director para Norteamérica en la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, tuiteó el lunes que el Gobierno mexicano había solicitado información a Estados Unidos sobre la confrontación.

En El Paso, la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) condenó el hecho violento registrado el lunes al mediodía que involucró a un grupo de migrantes venezolanos y agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en las márgenes del Río Grande y acusó a la administración Biden de la falta de una política migratoria eficaz.

El movimiento de los refugiados en su intento por cruzar la frontera fue “un grito de ayuda”, dijo Fernando García, director ejecutivo de BNHR, tras cuestionar la manera en que se maneja el programa Título 42, el cual ahora ha generado un ambiente desesperado entre los aspirantes al beneficio de asilo político.

“El hecho de que Biden lo esté usando no es comprensible. Prometió un enfoque diferente a la frontera, prometió renovar el proceso de asilo y no lo ha hecho”, dijo García.

En un comunicado de prensa Christopher Magnus, comisionado de CBP, manifestó que se encuentra ‘monitoreando’ los informes sobre los eventos registrados en El Paso y en los que participaron varios cientos de migrantes que intentaron ingresar a los Estados Unidos sin autorización a lo largo del límite internacional del Río Grande, cerca del Centro de El Paso. 

“Durante este evento, los informes preliminares indican que varias personas se volvieron combativas y físicamente agresivas, lo que resultó en el despliegue de municiones de bolas de pimienta, un sistema menos que letal que los agentes están capacitados para usar para protegerse a sí mismos y a otros de un ataque”, dijo el funcionario.

Enfatizó que de acuerdo con la necesidad de garantizar que cualquier uso de la fuerza por parte del personal de CBP cumpla con nuestras políticas, la Oficina de Responsabilidad Profesional de CBP está revisando este incidente por lo que la investigación continúa y se dará información a medida que esté disponible.

En respuesta al violento incidente registrado el 31 de octubre, cerca del Centro de El Paso, la Red Fronteriza por los Derechos Humanos estará vigilante del dictamen, aseguró García e instó a las autoridades a realizar una investigación rápida y transparente de la situación.

“Somos una red fronteriza que condena la violencia venga de donde venga. Este es el resultado de una situación muy desesperada”, dijo García tras repudiar el incidente y el uso de violencia para resolver la crisis migratoria en la frontera Sur.

Y puntualizó: “Esta es una situación creada por nuestras políticas fronterizas y de inmigración. Especialmente las que rechazan a los solicitantes de asilo a través del Título 42”.

Expresó que El Paso había visto una disminución de migrantes después de que el Departamento de Seguridad Nacional cambiara su política que permite a CBP enviar de inmediato a migrantes venezolanos de regreso a México, bajo el Título 42.

Piden paciencia a refugiados

Ricardo Samaniego, juez del Condado de El Paso, manifestó que al igual que la congresista federal Verónica Escobar, al enterarse del hecho se comunicó con Peter Jacquez, titular de la oficina de CBP en el Sector El Paso, para conocer de primera mano los pormenores del incidente.

Expresó que de acuerdo a Jacquez, el contingente de migrantes cruzó la línea divisoria pero al darse cuenta de que si eran arrestados por cruzar ilegalmente perdían todas las posibilidades de poder ser aceptados en este país en el futuro, fue cuando se suscitó el percance.

Manifestó que de acuerdo al parte los agentes de la Patrulla Fronteriza actuaron con prudencia y de acuerdo a la ley y en todo momento evitaron crear un incidente mayor.

Lo que me comentó Jacquez es que uno de los migrantes le pegaba a un agente con el palo de la astabandera y aún así se portaron muy bien. No se pusieron  agresivos y le pidieron que se regresara.

“Su actuación se debió a la frustración que tienen y enterarse que ya no pueden cruzar y los están regresando. Muchos cuando ya venían no sabían que los podían regresar y eso causó mucha frustración”, indicó.

En su mensaje a los refugiados les pidió paciencia y esperar algún cambio que se dé en la política, pero al mismo tiempo cumplir con los requisitos que está pidiendo el Gobierno federal, que son: apuntarse en la lista, tener un patrocinador y esperar el llamado de las autoridades.

“Yo les pido que esperen en su país, que no salgan y que lo hagan en línea (Internet) y en caso de calificar salgan para atender la cita con la seguridad de que van a ser aceptados y poder atenderlos dignamente”, acotó Samaniego.