El Paso

Atrapa FBI a secuestradores y rescata a dos migrantes

Amagaban a víctimas con ‘cortarlas en pedazos’; estaban cautivas en el histórico Sunset Heights

El Diario de El Paso / La vivienda en la Yandell

Staff/El Diario de El Paso

miércoles, 12 enero 2022 | 05:00

Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) adscritos a El Paso lograron la detención de tres presuntos secuestradores y liberaron a dos mujeres migrantes, a quienes los captores habían amenazado con “cortar en piezas” si no pagaban su rescate.

De acuerdo con un reporte policiaco criminal –afidávit– en poder de El Diario, la agencia federal realizó un operativo en el histórico vecindario de Sunset Heights la noche del miércoles 5 de enero.

El documento destaca que los plagiarios –dos hombres y una mujer– enviaron videos amenazantes exigiendo rescate a las familias de las víctimas, las cuales habían cruzado ilegalmente la frontera.

En el operativo, realizado en un edificio de la calle West Yandell, fueron arrestados Juan Carlos Calzada –alias “Cubano” o “Brendan Calzada”– así como su novia, Janeth Nicole Magallanes, y Simón Alvarado. Los tres enfrentan cargos de toma de rehenes y complicidad.

Según el parte, el 3 de enero autoridades migratorias notificaron al FBI del secuestro de una mujer guatemalteca –“víctima 1”– después de cruzar a EU. La agencia recibió la copia de un video en el que frente a la secuestrada un hombre –“acusado 1”– y una mujer –“acusada 2”– realizan una videollamada con un desconocido, a quien se conoce como “testigo 1”, quien resultó ser el esposo de la plagiada.

Indagatorias posteriores lograron la identificación del “acusado 1” como Juan Carlos Calzada y de la “acusada 2” como Janeth Nicole Udave Magallanes. Seguimiento en redes sociales reveló que ambos sostienen una relación sentimental.

Calzada, quien se hacía llamar “Cubano”, exigía en el video a su interlocutor el pago de 10 mil dólares, o de lo contrario le haría daño a la secuestrada. También le urgió a contestar su teléfono, ya que si no lo hacía, cortaría en pedazos a su víctima. Magallanes, por su parte, exigió dinero a la menor brevedad señalando que “no están jugando”. 

El “sospechoso 1”, que no sale en pantalla y no había sido identificado, le pide a Calzada en el video que le apunte con una AR-15 a la víctima, a quien no se le percibe amarrada en las imágenes. 

Rescate y detención

El cinco de enero, la “víctima 1”, junto con otra mujer –“víctima 2”– fueron localizadas en una dirección de la calle West Yandell, y entrevistadas por agentes del FBI. En el lugar se encontraban los presuntos captores, siendo detenidos Calzada y Magallanes.

Por seguridad de las víctimas del delito de trata de personas, la identidad de ambas rescatadas no ha sido revelada.

La víctima 1 señaló que estaba en el proceso de ser introducida a Estados Unidos cuando conoció tanto a Calzada como a Magallanes el 2 de enero. Expresó que al día siguiente Calzada le llamó al sospechoso 1 y después le pasó el teléfono a su novia.

El “Cubano” le llamó al esposo de la víctima, exigiendo dinero por su rescate mientras le apuntaban con un arma a la cabeza.

Posteriormente llegó al escondite el “acusado 3” –Simón Alvarado–, quien estaba en la vivienda al momento del operativo del 5 de enero. Alvarado amenazó con matar a la víctima si no pagaban el rescate.

Por su parte, la víctima 2, señaló que ella y Alvarado tuvieron sexo. Agregó que accedió a hacerlo de manera voluntaria con miedo, para evitar ser violada.

El 5 de enero, tras leérsele sus derechos legales, el FBI interrogó Magallanes, quien admitió que participó en la producción del video en que se amenaza a la víctima 2.

Al día siguiente, el FBI arrestó a Alvarado afuera del lugar donde las migrantes permanecieron secuestradas. 

El detenido admitió que estuvo presente en la vivienda –su departamento– con las secuestradas. Agregó que no es la primera vez que un grupo de personas fueron llevadas a ese lugar.

Empero, insistió en que no sabía de la existencia de los videos o que las migrantes habían sido secuestradas.

De acuerdo con el parte del FBI, existen razones para sospechar que los tres detenidos participaron en el secuestro, amenaza y extorsión de migrantes con fines criminales. Los tres fueron trasladados a la Cárcel del Condado de El Paso, donde permanecen detenidos sin derecho a fianza, de acuerdo con datos oficiales.