El Paso

‘Cinta amarilla’ en Walmart desata pánico entre clientes

Cerraron tienda por apagón; pensaban que era ‘otro hombre armado’

Jaime Torres / El Diario de El Paso
domingo, 13 octubre 2019 | 06:51
El Diario de El Paso

Un gran susto colectivo se generó este sábado entre los clientes frecuentes de la tienda Walmart ubicada en el cruce de Zaragoza y Montwood, en el lado Este, al llegar a la tienda y ver acordonado el estacionamiento con cintas amarillas.


“¿Qué pasó, otro hombre armado? fue la pregunta que hizo una mujer que arribó al estacionamiento a bordo de su automóvil a un grupo de personas, que también inquietas, no sabían lo que sucedía.


Conforme iban llegando los compradores crecía la incertidumbre ante el cierre del local. Tras horas de silencio un empleado explicó que se trataba de un corte en la energía eléctrica a consecuencia de una falla en un poste.


“Nadie nos dice qué está pasando y pues la verdad tenemos miedo de que se dé un hecho violento como el ocurrido en el Walmart de Cielo Vista”, manifestó Gustavo Rojas, quien llegó con su hijo para intentar comprar una serie de alimentos.


Ante la insistencia de las preguntas, uno de los supervisores giró la instrucción a su personal para que informaran la causa por la que se encontraba cerrada la tienda.


Aunque no especificó el tiempo que estaría fuera de servicio el establecimiento por el apagón, comentó que podría llevarse un tiempo más en tanto el personal de mantenimiento trabajaba en la reparación del desperfecto.  


El percance no requirió la presencia de los cuerpos de emergencia por lo que se presume que sólo fue una falla interna en el sistema de suministro de energía. 


“¡Vaya, qué bueno que fue eso!… me imaginé lo peor”, manifestó Gloria Soto, quien tiene como rutina ir a comprar sus artículos los fines de semana.


Manifestó que después del tiroteo del pasado 3 de agosto la gente está espantada de cualquier cosa anormal que escuche o vea en su camino.


Expresó que tiene años acudiendo a esta sucursal y nunca había llegado y visto un cierre de este tipo por lo que se le hizo extraño.


“Aunque sí sentí un poco de temor y la sangre se me fue hasta los talones reaccioné rápido al no ver la presencia de policías”, dijo ya relajada.


Otro de los clientes, quien llegó con su familia, comentó que igual todos sintieron un poco de nervios pero al no ver a los uniformados ni ambulancias  les dio tranquilidad.


“La verdad sí estamos temerosos de que algo pueda ocurrir en este tipo de tiendas a las que acostumbramos venir los mexicanos. No vaya ser que se repita la historia”, dijo Rubén López, originario de Ciudad Juárez.


Y es que para él, al igual que para otros visitantes, si bien es cierto que se han extremado precauciones en las instalaciones comerciales con la presencia policial, la población aún mantiene sus armas en casa y en cualquier momento las puede utilizar.


“No ha pasado nada, las leyes siguen igual y aunque se hizo mucho ruido para exigir cambios y nuevas leyes sobre el control de armas el Gobierno no ha cambiado nada”, expresó visiblemente preocupado otro de los compradores.


Para evitar sobresaltos entre la comunidad consumidora las familias pidieron a los directivos de la tienda avisar de cualquier contingencia que experimenten.


A decir de ellos, hubo mensajes en las redes sociales –sin especificar la razón– de que algo extraño estaba sucediendo, por lo que causó nerviosismo sobre todo entre las familias del sector que acostumbran a ir de compras los sábados por la mañana.


Finalmente alrededor del mediodía los empleados levantaron los cordones amarillos instalados en los alrededores del estacionamiento para reanudar operaciones de manera normal.