El Paso
En Texas

Ejecutan a expolicía por mandar matar a su esposa

La mujer tenía escasos 30 años de edad

/ Imagen ilustrativa /Tomada de internet

AP

miércoles, 11 enero 2023 | 20:02

Houston— Un ex oficial de policía de un suburbio de Houston fue ejecutado ejecutado ayer martes por contratar a dos personas para matar a su ex esposa hace casi 30 años.

Robert Fratta, de 65 años, recibió una inyección letal en la penitenciaría estatal de Huntsville por la muerte a tiros de su esposa, Farah, en noviembre de 1994. Fue declarado muerto a las 7:49 p.m.

Los fiscales dicen que Fratta organizó el complot de asesinato a sueldo en el que un intermediario, Joseph Prystash, contrató al tirador, Howard Guidry. Farah Fratta, de 33 años, recibió dos disparos en la cabeza de Guidry en el garaje de su casa en el suburbio de Atascocita, en Houston. Robert Fratta, quien fue oficial de seguridad pública de la ciudad de Missouri, había afirmado durante mucho tiempo que era inocente.

Los fiscales dijeron que Fratta había expresado repetidamente su deseo de ver a su esposa muerta y le preguntó a varios conocidos si conocían a alguien que la mataría, y le dijo a un amigo: “Simplemente la mataré, cumpliré mi condena y cuando salga , tendré a mis hijos”, según los registros judiciales. Prystash y Guidry también fueron condenados a muerte por el asesinato.

Unas horas antes de la ejecución programada, la Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó una apelación de sus abogados, quienes habían pedido a la Corte Suprema que detuviera la aplicación de la pena de muerte, argumentando que los fiscales ocultaron pruebas de que los investigadores habían hipnotizado a un testigo del juicio. Dicen que eso la llevó a cambiar su recuerdo inicial de que vio a dos hombres en la escena del crimen, así como a un conductor que se dio a la fuga.

“Esto habría socavado el caso del Estado, que dependía de que sólo dos hombres cometieran el acto y dependía de vincular a Fratta con ambos”, escribieron los abogados de Fratta en su petición ante la Corte Suprema.

Los fiscales han argumentado que la hipnosis no produjo nueva información ni nueva identificación.

Fratta también fue uno de los cuatro condenados a muerte de Texas que presentaron una demanda para impedir que el sistema penitenciario del estado utilice lo que, según ellos, son medicamentos de ejecución vencidos e inseguros.

Hubo algunas dudas sobre si la ejecución de Fratta se llevaría a cabo después de que la jueza de la corte civil Catherine Mauzy en Austin emitiera una orden judicial temporal en la demanda que habría impedido que el sistema penitenciario del estado usara lo que ella creía que probablemente e rapen to bar bit al caducado y médicamente comprometido: el droga que usa Texas en su inyección letal.

La ejecución se llevó a cabo después de que la máxima corte penal de apelaciones de Texas revocara la orden judicial y la corte suprema del estado rechazara una apelación. La orden de Mauzy entró en conflicto con el edicto de la semana pasada de la Corte de Apelaciones en lo Penal de Texas que le prohibía emitir cualquier orden en la demanda que detuviera cualquier ejecución. (Información de Juan A. Lozano)