El Paso

Escasean en El Paso donantes de plasma

Empresas enfrentan a CBP en tribunales por prohibir a turistas mexicanos recibir compensación

Jaime Torres/ El Diario de El Paso

domingo, 31 julio 2022 | 22:55

El Paso, Tx.- Durante décadas miles de ciudadanos mexicanos que radican en la frontera se habían dejado seducir por las atractivas remuneraciones que aún ofrecen las empresas farmacéuticas por la venta de su plasma sanguíneo.

De hecho la paga ayudaba a equilibrar el presupuesto familiar y en ocasiones representaba el total de ingresos al acudir al centro de donaciones hasta ocho veces al mes, dos veces por semana.

“Para mí esta práctica me representaba un trabajo, en el cual lograba obtener hasta 18 mil pesos mensuales. Hoy ya no puedo hacerlo”, dijo el juarense Raúl, quien pidió permanecer en el anonimato.

Las empresas de plasma abrieron centros de donación en la frontera para atraer a estos donadores, pero una política de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) prohibió la práctica el año pasado.

Ahora los centros de donación de El Paso lucen vacíos, cuando antes representaban el 10 por ciento de la oferta de plasma a nivel nacional.

En junio de 2021, CBP limitó el cruce de los turistas mexicanos con ese fin al considerar que su acción representaba un empleo, tal y como Raúl lo describió.

“La venta de plasma constituye trabajo a sueldo en violación del estatus de no inmigrante B-1, ya que tanto el trabajo (la toma del plasma) como la acumulación de ganancias ocurrirían en los Estados Unidos sin un lugar principal de negocios en el país extranjero”, se informó. Ante esta nueva realidad, las dos empresas que operan en El Paso –Grifols, de España, y CSL Behring, de Australia– demandaron a CBP, asegurando que en base a la postura anterior tenían más donantes.

Un juez de Washington desestimó la demanda, pero las firmas recolectoras de plasma apelaron el fallo, que ahora se dirige a una Corte de segunda instancia en la capital del país.

A los centros dedicados a la recolección de plasma les ha impactado negativamente al mantener casi vacías sus salas por la falta de clientes mexicanos.

“Eso está desde el año pasado, pero esperamos que pronto resuelvan los jueces a nuestro favor”, dijo uno de los empleados de una de las instituciones establecidas en El Paso.

Panorama desértico

En un recorrido realizado por El Diario de El Paso por un par de estos centros de donación se observó un panorama desértico en sus instalaciones. “Antes estos centros estaban abarrotados.

Había mucho movimiento”, dijo uno de los vecinos que vive en las cercanías del centro de plasma Talecris Plasma Resources, ubicado en el 720 Texas.