El Paso

Estrenan ambulancias de última generación

Con mangueras, bomberos y miembros de la comunidad dieron la bienvenida a las unidades, equipadas con tecnología antibacterial ultravioleta, entre otras novedades

Jaime Torres/ El Diario de El Paso

Jaime Torres/ El Diario de El Paso

domingo, 17 julio 2022 | 20:40

El Paso, Tx.- En un ambiente de fiesta, vecinos del Noreste participaron en el tradicional ‘remojón’ de una de las tres ambulancias modelo 2022, equipadas con filtro ultravioleta, que mata las bacterias del Covid-19, y camillas automáticas, adquiridas por el Departamento de Bomberos de El Paso (EPFD) durante una ceremonia efectuada en la Estación Número 16, ubicada en el 3828 de Hercules Avenue.

Enrique Dueñas Aguilar, portavoz de EPFD, manifestó que con la adquisición de este equipo se le da la bienvenida a unidades de respuesta de última generación que vendrán a apoyar para salvar vidas.

Dijo que este sistema permite mantener la unidad libre de bacterias siempre, “después de cada llamada no sólo se limpia la ambulancia de manera tradicional con químicos, sino también estas luces ayudan a eliminar bacterias y en particular el virus del Covid de manera automática”.

Manifestó que el equipo instalado está siempre encendido y apoyado por el sistema de luces LED integrado, para ser utilizados cuando hay un paciente en el interior de la unidad, por lo que constantemente está eliminando las bacterias de todo tipo.

Otro de los adelantos tecnológicos con los que cuenta cada unidad es el equipamiento de las camillas automáticas, el cual viene a ser de gran utilidad tanto para los pacientes como para los paramédicos.

“Es muy útil cuando se traslada a un paciente de una tabla a las camillas de la unidad. En este caso acercan al paciente y por la parte de atrás enganchan la camilla y la misma ambulancia lo va levantando con su sistema hidráulico, lo que garantiza un movimiento suave que evita lastimar a la persona involucrada, que de por sí muchas veces ya lo está”.

En el transcurso de la ceremonia el pequeño Elliot, de 6 años de edad, fue uno de los niños, que apoyado por uno de los bomberos, tomó la manguera para rociar de agua la nueva unidad para luego tomar un trapo y secarla junto con el resto de los participantes.

“Me gusta mucho hacer esto. Cuando sea grande quiero ser bombero como mi padrino Joseph”, dijo emocionado el menor, quien este verano ingresará al primer grado en la escuela primaria Dolphin Terrace, ubicada en ese sector de la ciudad.

Él, como el resto de los pequeños, formó parte del equipo de vecinos que apoyados por los también conocidos como tragahumo alistaron la nueva unidad para que estuviera lista para la atención de un servicio médico.

Dueñas Aguilar manifestó que como cada vez que se adquiere una nueva unidad se organiza una ceremonia del bañado de los vehículos para mantener viva la tradición realizada por los cuerpos de Bomberos de las ciudades de Boston y Nueva York, en el Siglo XVIII, conocida en inglés como ‘wetdown’, traducida como ‘remojón con los zapatos’.

Explicó que en aquel entonces se acostumbraba después de cada servicio lavar y secar la carreta que regresaba a la estación después de atender un incendio.

“Obviamente regresaba sucia y llena de hollín y tizne. Después de combatir el fuego, la tripulación lavaba y preparaba los caballos y el aparato para la próxima llamada.

A siglos de distancia es lo mismo que se hizo aquí precisamente simbolizando que esta unidad está lista para responder a las emergencias que se presenten ahora, mencionó.

Resaltó que una ceremonia de mojado es una tradición de muchos departamentos de bomberos voluntarios en los Estados Unidos en la que los escuadrones de bomberos de las ciudades encargan ritualmente un nuevo aparato de bomberos ungiendo con agua rociada del equipo de extinción de incendios.