El Paso

Han distribuido más de 50 millones de libras de alimentos en El Paso

EPFH superó en 5 meses lo que se entregó en todo el 2019

Eduardo Morán / El Diario

lunes, 31 agosto 2020 | 20:00

Los Chihuahuas de El Paso y El Pasoans Fighting Hunger, EPFH (Paseños luchando contra el hambre) han superado este año la distribución de alimentos del 2019, pues hasta el mes de mayo de este año EPFH había distribuido más de 50 millones de libras en alimentos, mientras que todo el año pasado la cantidad fue de 32.5 millones, según un artículo de las Ligas Menores de Beisbol publicado en el sitio oficial de los Chihuahuas.

Desde el 2014, año de fundación de los Chihuahuas, el equipo paseño se ha asociado con EPFH, estableciendo lazos con el banco de alimentos cercano en aquella temporada inaugural. Desde organizar eventos con sus voluntarios hasta realizar campañas de recolección de alimentos en el estadio de beisbol, los Chihuahuas han visto de cerca el importante trabajo de EPFH en la comunidad.

Dada esa relación, la directiva de la novena fronteriza no tuvo que mirar muy lejos al decidir qué organización nominar para una de las subvenciones de la ComUNIDAD (commUNITY grants) de las Ligas Menores de Beisbol.

“Estamos orgullosos de ver a nuestros amigos de EPFH beneficiarse de la generosidad de MiLB Charities”, dijo Brad Taylor, vicepresidente senior y gerente general de los Chihuahuas. “Su trabajo en El Paso y las áreas circundantes es interminable y esto seguramente ayudará a su misión”.

Esa misión, según la EPFH, es “combatir la crisis del hambre en nuestra región mediante la adquisición y distribución estratégica de alimentos nutritivos a través de socios comunitarios”, trabajo crucial con una necesidad que ha crecido significativamente desde el inicio de la contingencia sanitaria.

La comunidad de El Paso se ha visto tan afectada por la pandemia que EPFH ya ha superado sus cifras de distribución de alimentos de 2019. El año pasado, el banco de alimentos distribuyó más de 32.5 millones de libras de alimentos en el área fronteriza; este año hasta mayo, EPFH distribuyó más de 50 millones de libras, con 15 millones de libras repartidas sólo en ese mes.

¿Qué significa todo eso para los niños, los hogares monoparentales, los veteranos, las personas mayores y las familias de clase trabajadora a las que sirve la organización? En una palabra, bastante.

EPFH ha estado proporcionando alimentos a ocho mil familias diariamente a través de su programa drive thru desde el comienzo de la pandemia; los números están a la par con los bancos de alimentos en mercados mucho más grandes como Detroit y Chicago, pero con menos personal.

Miembro de Feeding America, la red de ayuda al hambre más grande del país, la organización también lanzó recientemente un servicio de entrega a domicilio para familias afectadas por Covid-19, así como para personas mayores y personas con discapacidades.

Por supuesto, llevar tanta comida a la comunidad requiere muchos voluntarios, y EPFH hace todo lo posible para mantener a todos a salvo en la era del distanciamiento social. La subvención de 500 dólares en nombre de MiLB Charities ayudará con la compra de cajas de comida, por supuesto, pero también equipo de protección personal para los voluntarios para darles tranquilidad y que continúen con sus esfuerzos.

“Estamos agradecidos por este generoso obsequio, que proporcionará tres mil 500 comidas a los habitantes de El Paso que luchan contra la inseguridad alimentaria”, dijo la directora ejecutiva de EPFH, Susan Goodell, quien agregó que el total en realidad será siete mil comidas cuando se agregue un obsequio equivalente de la Fundación de El Paso Chihuahuas.

“Estas cajas de alimentos no sólo proporcionarán a las personas y familias la nutrición necesaria para mantenerse, sino que también permitirán a los hogares redistribuir sus gastos según sea necesario: en vivienda, servicios públicos, atención médica o necesidades educativas. Como resultado, los padres de hogares con inseguridad alimentaria comenzarán a crear un camino para la sostenibilidad financiera y a largo plazo”, agregó Goodell.

Además de El Pasoans Fighting Hunger, las otras organizaciones ganadoras de una subvención de CommUNITY fueron Dreams Go On (Altoona Curve), Young Black Leadership Alliance (Charlotte Knights), Charleston Hope (Charleston RiverDogs) y la Coalición de Interés Hispano de Alabama (Birmingham Barons).

“Un programa como éste muestra que incluso sin juegos, las Ligas Menores de Beisbol pueden realzar y mejorar profundamente sus comunidades”, dijo Taylor.