El Paso

Impera en restaurantes rotación de personal

Empresarios toman medidas emergentes, como aumentar sueldos y mejorar la productividad

Jaime Torres/El Diario de El Paso / Todavía persiste la falta de empleados para la industria restaurantera a nivel local

Jaime Torres/El Diario de El Paso

martes, 06 septiembre 2022 | 05:00

A 18 meses de haberse normalizado la economía en el estado de Texas por mandato del gobernador Greg Abbott, empresarios de la industria restaurantera hacen malabares para ajustarse a la nueva realidad ante la rotación y escasez de personal.

La problemática que han enfrentado, durante y después del control de la pandemia, ha mantenido inquietos a los propietarios, pero al mismo tiempo los ha obligado a innovar en los procesos de elaboración de la comida.

En un recorrido realizado por diversos sectores de la ciudad es común ver letreros en los que se lee ‘Ahora Contratando’ –Now Hiring– y aunque se ven por todos lados, el mensaje parece ser ignorado por los interesados en un puesto.

“Estamos conscientes de que esto ya no va a ser igual que antes”, dijo Abraham ‘Chirino’ Serrato, propietario de Empresas Chinampa, mientras trata de asimilar el nuevo fenómeno. “La verdad es algo nuevo que no habíamos experimentado. “La gente la piensa mucho y no quiere trabajar”.

Asegura que en el pasado en cuanto ponían un anuncio en el que se solicitaba personal acudían en ‘bola’, sin embargo ahora pasan los días y no hay personas interesadas.

Dentro de las vacantes requeridas con frecuencia y en las que se puede lidiar o esperar un poco están las de meseros, lavaplatos y guisandero. 

Sin embargo una de las posiciones que impactan la cocina son sin duda los denominados “plancheros”, especializados en la preparación y cocinado de la carne y otros alimentos en la parrilla.      

“El planchero o los chefs son las posiciones torales en un restaurante y la falta de este tipo de trabajadores implica tomar medidas emergentes”, dijo Serrato, quien con frecuencia tiene que entrarle al ruedo y ocupar esta posición de línea para no afectar el servicio a la clientela.  

Aunque ambos grupos son diferentes debido a la naturaleza de su responsabilidad, los trabajadores de los comedores interactúan directamente con los clientes e incluyen a los meseros y sus ayudantes mientras que los empleados de las cocinas tienen mucha menor visibilidad e incluyen a los chefs, sus asistentes y a los lavaplatos.

No obstante la crisis laboral que enfrentan, al igual que otras empresas, la industria restaurantera lucha por salir adelante aumentando la productividad y promoviendo la multifuncionalidad de su personal. Sin embargo, no a todos les interesa y prefieren renunciar.

 Lo nunca visto

Otros propietarios del mismo giro como Héctor Chávez, de Jalisco Café, ubicado en el Segundo Barrio, tras valorar la situación tomó una decisión que nunca había imaginado: cerrar el comedor cinco días y abrir sólo dos, sábado y domingo.

“Fue una decisión difícil pero después de analizar los pros y los contras y ponerlo en práctica dio resultado”, expresó el chef que se metió de lleno a la cocina hace más de 20 años para ayudar a su tía que atravesaba una crisis en el negocio. “No quería que se cerrara, por eso dejé la Marina para incorporarme al restaurante”.  

Chávez comentó que el haber cerrado el restaurante de lunes a viernes no ha mermado la economía del mismo, puesto que con los dos días del fin de semana logra enfrentar los costos recurrentes de la mercancía y el pago de siete empleados.

Sin embargo, otros hombres de negocios de restaurantes tanto tradicionales como de comida rápida han tenido que cambiar sus métodos en la operación ante la amenaza del cierre por la falta de personal. 

 A todos parejo

Restaurantes especializados en la elaboración de comida rápida, china, italiana, cortes y hasta de la denominada saludable, atraviesan por la misma crisis por falta de personal.

Carnitas Querétaro es otro de los establecimientos donde impera la rotación desde meseros hasta parrilleros y chefs. Los anuncios de contratación de personal están puestos con frecuencia.    

“Una de las estrategias para retener al personal es ofrecerles un pago justo y digno que cumpla con sus expectativas. En Empresas Chinampa superamos el pago mínimo, el que menos gana obtiene 11 dólares la hora”, apuntó el empresario que empezó la tradición culinaria desde su infancia.

El propietario de la cadena local de restaurantes, especializado en la elaboración de comida mexicana y los tacos al pastor, manifestó que hay empleados que tienen un sueldo mayor dependiendo de la posición y responsabilidad asignada. Actualmente cuenta con alrededor de 100 empleados distribuidos en las 4 sucursales: Mesa, Bassett, Saul Kleinfeld y Edgemere, lugar donde él opera.

Él, al igual que otros empleadores del ramo y después de año y medio de la apertura, hizo un ajuste en sus operaciones y recientemente abrió totalmente el servicio de una de las sucursales. El comedor, ubicado en el 7500 Mesa, laboraba seis días a la semana, los días miércoles era cerrado al público. Ahora el servicio es de lunes a domingo.