El Paso

Insólito: ‘Invita’ Consulado de México en El Paso a no visitar Juárez

Solicita a la comunidad paseña no realizar viajes transfronterizos si no son esenciales

El Diario

Sabrina Zuniga/El Diario de El Paso

miércoles, 26 agosto 2020 | 19:20

El Paso— La pandemia del coronavirus ha cambiado la dinámica binacional en la zona fronteriza. Para evitar la propagación del Covid-19, el Consulado General de México en El Paso insta a la comunidad paseña a no realizar viajes a Juárez si no son esenciales. 

A través de un comunicado, la sede consular reitera el llamado –inédito hasta hace unos meses– para que ciudadanos norteamericanos y residentes legales de EU no crucen a México de manera injustificada, aumentando el riesgo de propagar la enfermedad que ha cobrado la vida de más de mil residentes en El Paso y Juárez. 

“Por el momento, los cruces Zaragoza-Ysleta, Jerónimo-Santa Teresa, Córdova-Américas, Paso del Norte, Fort Hancock-Porvenir y Guadalupe-Tornillo han sido objeto de una mayor revisión por parte de autoridades estadounidenses, mediante un sistema de doble inspección y la reducción de carriles peatonales y vehiculares, lo cual ha generado que los tiempos de espera para cruzar la frontera sean mayores a los habituales”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México. 

Ambos países acordaron a finales de marzo el cierre parcial de la frontera, para evitar que viajeros no esenciales –básicamente turistas y compradores mexicanos– cruzaran a Estados Unidos por vía terrestre y transmitan el virus en El Paso. 

El acuerdo se ha renovado de manera mensual y hasta el momento sigue vigente hasta septiembre, con la posibilidad de renovarse. No obstante, las autoridades de EU permiten el retorno a su país de ciudadanos y residentes permanentes, situación que propició que miles de paseños cruzaran a Juárez sin un propósito esencial, incrementando el riesgo de contagios transfronterizos. 

Para frenar esta situación, el Gobierno de Estados Unidos implementó una serie de medidas en distintos puntos de la zona fronteriza para contener la propagación del virus SARS-CoV-2. Ahora quienes crucen de vuelta a El Paso deberán justificar que su viaje tuvo un propósito esencial, de lo contrario serán sometidos a revisiones secundarias. 

A partir del fin de semana, las filas en los puentes internacionales han estado kilométricas, lentas y con revisiones exhaustivas a ciudadanos y residentes permanentes en los Estados Unidos, ya que las restricciones de cruce siguen vigentes, pero ahora se aplican de manera más estricta. 

“En aras de garantizar el acceso a quienes viajan por motivos esenciales, el Consulado General de México en El Paso reitera la invitación del Gobierno de México a evitar viajes no esenciales entre México y Estados Unidos”, señala el comunicado del Consulado. 

“Creo que básicamente está bien, aunque claro que nos duele la espera en los puentes, porque esto nos hace pensar dos veces si de veras tenemos que ir a Juárez”, dijo Michael Tiscareño, residente del lado Oeste de El Paso. 

“Aprovechábamos que como ciudadanos se nos permite el libre tránsito para irnos de compras o hasta de antro en Juárez que es más barato”. Explicó que su novia –ciudadana mexicana– vive en la vecina ciudad y que por eso acostumbra visitarla los viernes y regresar hasta el domingo en la tarde a EU. 

“Hice casi cinco horas en la fila. Este fin de semana veremos qué implementamos, o si de plano nos dejamos de ver unos días”, añadió. Anteriormente otros funcionarios han instado a la comunidad a evitar realizar viajes transfronterizos si no son realmente necesarios. 

Tal es el caso de Armando Cabada, presidente municipal de Juárez, quien se pronunció a favor del cierre parcial de la frontera de Estados Unidos hacia México por la pandemia. “Si hay limitación para viajes no esenciales de sur a norte, pues de norte a sur debería ser igual”, dijo. 

Las disposiciones que ha tomado el Gobierno de Estados Unidos donde se prohíbe el acceso a turistas para evitar la propagación del coronavirus, permitiéndole únicamente a ciudadanos y residentes ingresar al país vía terrestre, con excepción a algunos cruces esenciales de viajeros con visas turísticas. 

Los casos de Covid-19 en El Paso cuentan con una ligera disminución de contagio, sin embargo, para el martes, autoridades de salud aun reportaban poco más de 3 mil casos activos en el Condado de El Paso y casi 20 mil contagios desde que inició la pandemia. 

Por su parte, el Consulado de México en El Paso expresó que los consulados de México en la zona fronteriza seguirán informando sobre cambios en la situación y detalles relevantes para los ciudadanos mexicanos que realizan viajes esenciales. Horarios para tráfico esencial Desde marzo, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EU ha estado reduciendo el personal y operando con menos carriles para vehículos durante las horas no pico para los usuarios en los puentes internacionales, incluidos los ciudadanos estadounidenses. 

A mediados de mayo, incluso algunos trabajadores a lo largo de la frontera, –para llegar a tiempo al trabajo–, comenzaron a dormir durante la noche en sus autos ya que se dejó de procesar vehículos entre la medianoche y las 6 de la mañana. 

La agencia dijo que de lunes a viernes de 6 a 10 de la mañana, no más del 50 por ciento de las garitas se encuentran abiertas, con la intensión de intensificar las revisiones para garantizar que el ingreso al país es por razones esenciales. 

Mientras tanto, durante los fines de semana, estos horarios se manejan sábados y domingos de 10 de la mañana a 2 de la tarde. “Si su visita no es esencial, evite ingresar durante estos horarios”, insta la agencia. 

Según datos de CBP, los tiempos de espera del lunes por la mañana se duplicaron y triplicaron en algunos cruces, en comparación con los horarios normales. No cruce, si no tiene qué Las nuevas medidas de seguridad y demoras exorbitantes en los puentes incluyen inspecciones más completas y educación para los viajeros no esenciales. 

CBP asegura a los usuarios que sus oficiales tendrán la facultad discrecional de remitir a los viajeros no esenciales a una inspección secundaria para investigar más a fondo la naturaleza de su viaje. 

“Necesitamos que la gente se lo piense dos veces sobre los viajes que no son esenciales y que se pregunte si vale la pena arriesgar sus vidas y las vidas de los demás. Creemos que estas medidas desalentarán los viajes no esenciales y reducirán la propagación del virus”, expresó CBP.