El Paso

Muere menor migrante que ingresó por El Paso

Estaba en albergue de Brownsville; tenía 16 años y viajaba solo

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso
jueves, 02 mayo 2019 | 08:42
Cortesía

El Paso.- Un menor de 16 años y originario de Guatemala, que viajaba sin la compañía de sus padres, falleció el 30 de abril al estar bajo custodia de la autoridad federal, confirmó el Consulado de Guatemala en McAllen, Texas, así como el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS).


“El joven de 16 años era originario de Camotán, Chiquimula, Guatemala, e ingresó a los Estados Unidos de América por el área de El Paso, Texas”, informó Silvia Samines, vicecónsul guatemalteca en McAllen, Texas.


La representación diplomática, así como las autoridades estadunidenses, aún mantienen bajo reserva el nombre del menor, en espera de que se lleven a cabo los trámites de repatriación.


El menor guatemalteco fue detenido el 19 de abril por la Patrulla Fronteriza (USBP) en este sector, para posteriormente ser trasladado a un albergue ubicado en Brownsville, Texas, donde se iniciaría su proceso de reunificación familiar.


Sin embargo, el menor fue trasladado a un hospital infantil en Texas, informó el HHS en un comunicado, después de presentar “fiebre, escalofríos y dolores de cabeza”.


“Después de varios días en cuidado intensivo, el menor falleció en el hospital el 30 de abril”, confirmó Evelyn Stauffer, vocera del HHS, en un comunicado oficial.


La representación consular de Guatemala en McAllen fue informada del estado de salud del menor, por lo que pudieron hacer seguimiento desde que el adolescente estaba detenido en un albergue.


“Al ser evaluado por el equipo médico del albergue se reportó que (el menor) mostraba un cuadro clínico delicado para su salud, por lo que fue enviado a un hospital local, de donde debido a la gravedad de su estado de salud fue trasladado a un hospital infantil de la ciudad de Corpus Christi, Texas, donde fue intervenido de emergencia”, informó la vicecónsul Samines.


De acuerdo con la representación consular guatemalteca, el menor presentaba “una infección severa en el lóbulo frontal que no mostró mejoría, incluso después de una intervención quirúrgica para estabilizar la presión dentro del área de la cabeza. Fue atendido en terapia intensiva con vigilancia las 24 horas, pero lamentablemente falleció el día 30 de abril”.


Trascendió que el Consulado de Guatemala en McAllen pudo verificar el estado de salud del adolescente, los servicios médicos provistos y la asistencia que había recibido desde el momento de su detención.


En un comunicado oficial el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, por medio de su Consulado en McAllen, “estableció comunicación constante con los familiares en Guatemala y en los Estados Unidos, poniéndoles en comunicación con los médicos que han llevado el caso”.


“Incluso se trató de gestionar una visa humanitaria para que sus padres (del menor) pudieran acompañarle”, afirmó la representación consular de Guatemala, sin embargo, la avanzada edad de los padres de familia no hizo posible el viaje.


Al ser notificados del fallecimiento del adolescente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala inició los trámites correspondientes para la repatriación del cuerpo, con apoyo protocolar que se otorga en este tipo de casos, tanto económico como de acompañamiento y agilización de los trámites.


Tercer deceso 


Este es el tercer caso de menores migrantes que han fallecido al estar bajo custodia de la autoridad federal desde que inició el flujo de miles de migrantes por el sector El Paso.


El 8 de diciembre del 2018 la niña Jakelin Caal, de origen guatemalteco, murió al estar en custodia de Patrulla Fronteriza a causa de una infección bacteriana.
 Jakelin, de 7 años de edad, y su padre, Nery Gilberto Caal, de 29, cruzaron la frontera por una zona desértica al sur de Lordsburg, Nuevo México y fueron detenidos por agentes de USBP la noche del 6 de diciembre de 2018.


Durante la madrugada del 7 de diciembre, cuando Jakelin y su padre eran trasladados a una estación de la Patrulla Fronteriza, la menor presentó vómitos y convulsiones.


Aunque a la menor se le brindaron los primeros auxilios y fue resucitada en dos ocasiones antes de ser trasladada al Hospital Infantil Providence, al final sufrió un paro cardiaco y murió al día siguiente.


Días después se confirmó un desenlace similar al reportarse el deceso del menor Felipe Gómez Alonzo, de 8 años de edad, también de nacionalidad guatemalteca.


El niño guatemalteco falleció el día de Nochebuena al estar detenido por la Patrulla Fronteriza, y de acuerdo con el informe del forense la causa del deceso fue por una infección gripal.


La autopsia del menor reveló que sufría una infección de estafilococos en la sangre y los pulmones. Un reporte de toxicología publicado por el médico forense revela que en su organismo había trazas de Dimedrol.


Los cuerpos de los menores fallecidos fueron repatriados a Guatemala una vez que se cumplieron los trámites de ley en ambos lados de la frontera. [email protected]