El Paso

Navidad sangrienta: asesinó a su tía y después a su novia

Residente del Northeast quiso quitarse la vida después de cometer ambos crímenes

/ Imagen ilustrativa /Tomada de internet
Cortesía / Gabriel Ramírez

Staff / El Diario de El Paso

martes, 03 enero 2023 | 22:58

Una tragedia ensombreció los festejos navideños de dos familias de El Paso, según revela un parte policiaco –afidávit– en poder de El Diario de El Paso.

Un hombre de 33 años, residente del área Central, está acusado de asesinar a su tía, una adulta mayor, y a su novia de 24 años, entre el 25 y 26 de diciembre, sin razón aparente.

Gabriel Ramírez enfrenta dos cargos de asesinato capital –que de ser hallado culpable recibiría como mínimo cadena perpetua– y se encuentra recluido en la Cárcel del Condado con fianzas por un total de 1.5 millones de dólares.

Ramírez fue detenido tras abandonar un hospital, ya que después de asesinar a su pareja atentó contra su vida.

De acuerdo con el afidávit, el 25 de diciembre, los detectives de la Unidad de Crímenes contra Personas fueron llamados a la cuadra 3700 de Truman en el área Central de El Paso para investigar un posible apuñalamiento.

Aproximadamente a las 5 p.m. del día de Navidad, una mujer de 79 años, luego identificada como Irma Ramírez, llamó al 911 para informar que estaba siendo apuñalada.

Cuando llegaron los oficiales, encontraron a Irma Ramírez con múltiples puñaladas en su cuerpo. La llevaron de urgencia a un hospital local, pero luego murió a causa de las heridas.

En su llamada a Ramírez se le podía escuchar gritando: “Date prisa, por favor envía a la Policía… alguien me está atacando con un cuchillo y alguien más… Ramírez… apúrate, apúrate. Gabriel, detente, detente”, según documentos judiciales.

La Policía también se enteró de que una camioneta Honda color burdeos perteneciente a Irma Ramírez fue robada de su casa.

El 26 de diciembre, los detectives obtuvieron una orden de arresto contra Gabriel Ramírez, quien se confirmó que era el sobrino de Irma Ramírez.

Más tarde ese día, los detectives de Crímenes contra Personas fueron llamados a la cuadra 500 de Gregory Avenue en el vecindario de Kern Place cerca de UTEP en una extraña llamada de vehículo sospechoso.

Cuando llegaron los detectives, encontraron a Ramírez sangrando profusamente en el patio delantero de una casa. Había estado usando una manguera de jardín para tratar de lavar sus heridas, según la Policía. 

El sospechoso presentaba cortes en el cuello y las muñecas, pero sangraba tan profusamente que era difícil saber dónde había sido herido. Luego, Ramírez fue transportado al hospital en estado crítico.

El personal de Bomberos, que había respondido a la escena de Gregory Avenue, encontró a una mujer muerta dentro de un vehículo estacionado cerca del lugar.

La víctima fatal fue identificada como Kathia Rosales, de 24 años, de quien la Policía supo más tarde que era pareja sentimental del presunto asesino. 

Los rescatistas observaron un par de piernas cubiertas de lo que pensaron que era sangre en el área de carga del vehículo.

Luego, la Policía se enteró de que era el mismo vehículo que había sido robado de la casa de Irma Ramírez.

Según documentos judiciales, tanto Irma Ramírez como Kathia Rosales habían sufrido múltiples puñaladas y ambas tenían heridas defensivas.

La Policía también concluyó que la misma arma podría haber sido utilizada en ambos asesinatos.

También se encontraron huellas dactilares latentes en la casa de Irma Ramírez que indican que la segunda víctima, Kathia Rosales, había estado en esa casa en algún momento.

No está claro el cronograma exacto de cuándo fue asesinada Rosales.

Ramírez fue arrestado el 31 de diciembre después de ser dado de alta del hospital.

La familia de Rosales tiene una página de GoFundMe para ayudar a pagar los gastos de su funeral.

“Mi querida hermanita ha fallecido recientemente. Necesitamos ayuda para cubrir los gastos de su funeral”, solicita Joanna Rosales en la colecta electrónica.

Si alguien quiere aportar fondos puede hacerlo en: https://bit.ly/3vz4rqM