El Paso

Prefieren memorial en lugar de tienda

Habitantes de ambas ciudades manifiestan que les sería difícil volver al sitio donde ocurrió la masacre

Jaime Torres / El Diario de El Paso
domingo, 18 agosto 2019 | 10:40

Ciudadanos fronterizos de El Paso y Ciudad Juárez se pronunciaron por que el edificio del supermercado Walmart de Cielo Vista donde ocurrió la masacre el pasado 3 de agosto, cuyo saldo fue de 22 personas muertas y 25 sobrevivientes, sea demolido y convertido en un parque-monumento para honrar la memoria de las víctimas de la tragedia.

“Que lo tumben, que lo quiten de aquí, ya no lo queremos, y construyan un parque con un monumento para que todos vengamos a recordar a las víctimas inocentes que fueron privadas de su vida solo por ser de origen hispano y mexicano”, dijo Elizabeth Ordoñez, residente del Este de la ciudad 

Acompañada de sus dos hijas y su nieta, la madre de familia manifestó que al llegar al memorial se le hizo un nudo en la garganta al sentir el dolor que viene al perder a un ser querido.

Al igual que ella, los visitantes al memorial coincidieron en que desde el pasado sábado negro la frontera tiene otro semblante. 

“Ya nunca será igual, estamos invadidos de la tristeza y un gran dolor”, expresó consternada María Jáuregui, originaria de Ciudad Juárez.

Comentó que ella y su familia eran de los clientes que venían una o dos veces por semana a comprar alimentos u artículos para el hogar a este lugar pero después de la tragedia jamás acudiría si es que lo vuelven a abrir.

“Tengo miedo de que entre otro loco y nos acribille. Ya está demostrado que no hay seguridad en ningún lado”, afirmó tras recordar que ese día tenía planeado visitar el supermercado pero de último momento cambiaron los planes de cruzar a esta ciudad. 

“Lo que he visto es que ha pasado algo increíble y que por primera vez estamos unidos incluyendo a las autoridades y grupos comunitarios, por ello espero que haya un acuerdo entre directivos de la tienda y Gobierno para que cierren este Walmart y lo conviertan en un memorial”, indicó Isela Torres mientras depositaba un arreglo floral en el monumento temporal.

Al concluir ayer las honras fúnebres de Margie Reckard, la última de las 22 víctimas en ser sepultada, los ciudadanos consideraron que es tiempo de planear el futuro de ese espacio.   

“Abrirlo representaría un golpe a la comunidad… deben cerrar ese comercio distintivo de la clientela hispana y mexicana”, señaló Gustavo Aguirre  pues considera que podría volver a ser un objetivo para los supremacistas blancos.

A 15 días de haberse registrado la masacre, sin precedentes en la ciudad, y a cinco de que las autoridades policiacas concluyeron el proceso de investigación y entregaron el edificio al corporativo, nada se ha dicho sobre el destino de la tienda.

El Gobierno municipal tampoco ha emitido alguna postura sobre la construcción de un monumento. 

El Diario de El Paso intentó obtener una postura oficial vía telefónica al respecto pero ninguno de los portavoces estuvo disponible.


Poca actividad en la sucursal

Ayer sábado se pudo apreciar a un trabajador de la empresa realizando sus tareas en el exterior de la tienda contiguo al monumento ciudadano mientras que otros dos hacían un recorrido por el memorial. 

De las personas entrevistadas ninguna dijo estar de acuerdo en que se vuelva a abrir la negociación. 

“Yo digo que no se abriera, no podemos entrar a un lugar donde se registró una masacre”, dijo Andrés Delgado, quien caminó los más de 100 metros del memorial junto con su esposa Amanda y su hija Mía.

“Yo pienso que tanto para los clientes como para los empleados ha de ser un impacto muy grande al entrar a un lugar así”, dijo Verónica Estrada, quien se pronunció por que se levante un monumento tipo mirador desde donde se aprecien las dos ciudades.

La señora Jessica dijo estar consciente de que no es fácil cerrar una fuente de empleo pero agregó que ella supone que la compañía tiene el suficiente dinero como para comprar otro terreno para construir otros supermercado.