El Paso

Presunto asesino de Erika Gaytán pidió pala y jeep a su hermano

Surgen algunas revelaciones en el cuarto día del juicio contra Ricardo Márquez

Cortesía / El acusado y la víctima

Staff/El Diario de El Paso

domingo, 05 junio 2022 | 05:00

El viernes, en el cuarto día del juicio contra de Ricardo Márquez, presunto asesino de Érika Gaytán, una madre de familia desaparecida en julio de 2019, se dieron a conocer hallazgos en el vehículo Crown Victoria propiedad del acusado.

En su comparecencia, el detective Armendáriz, de la Policía de El Paso, señaló que encontraron artículos diversos, incluidos condones y una receta de whisky escocés, así como bridas que se convirtieron en esposas. El oficial precisó que comenzó a investigar a partir del 19 de julio, un día después de la desaparición.

También se encontraron una navaja abierta y otra cerrada, agregó.

Elementos de la Fiscalía de Distrito del Condado de El Paso dieron a conocer mensajes de texto entre Márquez y su hermano Roberto, que muestran que Márquez le pidió prestados una pala y su jeep.

Los investigadores también registraron ese jeep como parte de la orden judicial y descubrieron que había sido limpiado recientemente. Se usó luminol en los pisos para buscar manchas de sangre, y el área de los pies del lado del conductor y el área trasera (cajuela) se iluminaron, lo que indica que había sangre allí. El ADN de Gaytán también se encontró en esa misma zona de la cajuela del vehículo.

Además, un zapato encontrado en la habitación de Márquez contenía arena roja, del mismo tipo que se encontró en el área donde la policía cree que fue arrojado el cuerpo de Gaytán.

Las imágenes de vigilancia vieron el mismo jeep conducido hacia Red Sands en la madrugada del 14 de julio.

En el estrado, y bajo declaración jurada, Roberto Márquez confirmó que su hermano tomó prestado su jeep días después de la desaparición de Gaytán y que había lavado el auto cuando se lo devolvieron.

Versiones encontradas

El jueves hubo declaraciones contradictorias de testigos. Tres de cinco testigos dieron diferentes testimonios.

Marco Álvarez habló de un viaje que él, Gaytán y algunos amigos estaban haciendo en Chihuahua una semana antes de que la mujer desapareciera.

Annabelle Díaz, subió al estrado y afirmó que Gaytán y Álvarez estaban en una relación.

Díaz dijo que fue a la fiesta de cumpleaños de otro amigo. No vio a Gaytán en la fiesta, pero se mantuvo en contacto con Márquez durante la noche y los días siguientes.

Ella le preguntó a Márquez si sabía dónde estaba Gaytán, indicó que fue a una fiesta en la casa de Corina Ochoa.

Ochoa subió al estrado diciendo lo contrario. Dijo que no tuvo una fiesta la noche del 13 de julio.

Luego le mostraron la foto que se presentó anteriormente y dijo que la foto no fue tomada en Chihuahua y que ella no hizo ningún viaje.

Después de un concierto en el Coliseo realizado el 13 de julio al que asistió acompañada por Márquez, Érika Andrea Gaytán –de 29 años entonces– no regresó a su casa, por lo que fue reportada como desaparecida el 16 de julio de ese año.

Si bien no se ha encontrado su cuerpo, la policía y los fiscales han dicho que creen que Gaytán fue víctima de un asesinato.

La familia de Gaytán ha dicho que ella nunca se habría ido y dejado atrás a su hijo de 7 años.