El Paso

Reciben el Año Nuevo con toque de queda

Se acató desde la noche del 30 de diciembre y terminará el 4 de enero

Tomada de internet / Ilustrativo

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

jueves, 31 diciembre 2020 | 17:01

Ante la llegada de un nuevo año, un toque de queda también entró en vigor desde la noche del 30 de diciembre con el fin de evitar las reuniones masivas y con ello reducir la propagación de virus Covid-19.

El juez del Condado Ricardo Samaniego emitió una orden de toque de queda –dividido en dos fases– para evitar los contagios por Covid-19 en las fiestas más importantes del año.

En conferencia de prensa, Samaniego anunció que el toque de queda comenzaría de 10 p.m. a 5 a.m. entre el 23 y 26 de diciembre y volverá aplicarse con el mismo horario del 30 de diciembre al 4 de enero.

La decisión, se originó a raíz de la disminución en los casos después del Día de Acciones de gracias en conjunto con el cierre de los restaurantes de las 9 a las 10 p.m.

“Tengo la autoridad de extenderlo, pero quise dejar en claro que tiene que ver con los festejos”, expresó la máxima autoridad del Condado.

El juez instó a la comunidad a mantenerse a salvo durante los próximos días ya que con el fin de semana festivo se esperan reuniones, por lo que instó a los paseños a “quedarse en casa y proteger a los suyos”.

Héctor Ocaranza, la autoridad de Salud Local de la Ciudad y el Condado, dijo que este Año Nuevo podemos salvarle la vida a los demás:

“Este día lo usamos para reunirnos y celebrar con nuestros familiares y amigos inmediatos, pero debemos recordar que estar en contacto cercano y en entornos cerrados con otras personas que no pertenecen al mismo hogar los coloca a usted y a ellos en peligro de contraer Covid-19”, dijo.

“No se reúna con personas que no vivan en la misma casa, en su lugar, sea creativo en las formas en que puede celebrar con los demás, virtualmente pero aún juntos”, expresó el médico.

El toque de queda entró en vigor desde las 10 de la noche del 30 de diciembre y permanecerá hasta las 5 de la mañana del 4 de enero.

Autoridades locales afirmaron que aquellos que sean sorprendidos violando la orden podrían enfrentar una multa de hasta 500 dólares.